Siete provincias de Castilla y León, en alerta por el temporal

Todas menos Valladolid y Zamora

Siete de las nueve provincias de Castilla y León estarán este miércoles en alerta amarilla o naranja ) por precipitaciones, nevadas, viento o fenómenos costeros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, tendrán riesgo importante por nevadas en Burgos y Soria, a las que se sumaría La Rioja. Además, el aviso por nevadas será de color amarillo Ávila, Segovia, León, Burgos, Soria y Palencia, que se suman a Asturias, Cantabria, Álava, Guipúzcoa, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, Cuenca, Guadalajara.

Por otro lado, estarán en riesgo por precipitaciones en Álava, Vizcaya Guipúzcoa, Navarra, La Rioja, Castellón, Barcelona, Tarragona, Lérida, Gerona, Zaragoza, Teruel y con riesgo importante, en Huesca.

Asimismo, la AEMET ha activado el aviso de riesgo por viento para las provincias de Barcelona, Tarragona, Lérida, Gerona, Huesca y a la isla de Mallorca. Finalmente, Ibiza, Formentera y Mallorca tendrán avisos de riesgo por fenómenos costeros.

En general, este miércoles las precipitaciones serán fuertes o persistentes en el Cantábrico oriental, nordeste peninsular y Baleares y las nevadas caerán sobre el entorno de los sistemas montañosos de la mitad norte de la Península. También soplarán intervalos de viento fuerte en Pirineos y Baleares.

En concreto, la AEMET espera que este miércoles los cielos estén nubosos o cubiertos en el cuadrante nordeste peninsular y en Baleares y se podrán producir algunas precipitaciones localmente fuertes y/o persistentes, que estarán ocasionalmente acompañadas de tormentas.

En el resto de la Península se prevén cielos nubosos o con intervalos nubosos y con precipitaciones, que serán más probables e intensas en el resto del Cantábrico y menos probables cuanto más hacia el suroeste, de modo que podría estar incluso poco nuboso en algunos momentos en zonas de Extremadura y extremo occidental de Andalucía.

En cuanto a la cota de nieve, la AEMET informa de que se situará entre 900 y 1.200 metros en el cuadrante noroeste; entre 1.500 y 1.800 metros en los Pirineos orientales y entre 800 y 1.100 metros en Navarra, País Vasco y noroeste de Huesca. En el resto irá bajando la cota hasta situarse en torno a los 1.200 y 1.400 metros.

Ante esta situación, las temperaturas descenderán en la mayor parte del país excepto en la mitad suroeste peninsular, donde las diurnas permanecerán sin cambios. Las heladas débiles en zonas montañosas.

No hay comentarios

Dejar respuesta