Aumentan las renuncias de las mujeres a declarar contra sus agresores

Se ha pasado de un 9,4% a un 11,5% en un año

Pancarta principal en una concentración en Fuente Dorada, Valladolid.

Un 11,5% de las mujeres de Castilla y León que han denunciado a sus parejas por delitos de malos tratos renuncia después a declarar contra sus agresores, un porcentaje que se ha elevado dos puntos con comparación con los casos de 2015 (con un 9,4% de renuncias a declarar).

Por provincias destacan Soria, Burgos y Salamanca con un 15,6%, 18,2% y 22,3% de casos de retiradas de denuncias. El porcentaje para Valladolid es del 14,7%, seguida de Ávila (9%), León (5,8%), Zamora (5,2%) y Segovia (2%), con Palencia con un 0% de casos.

Así lo ha asegurado la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT en Castilla y León, Ana Isabel Martín, en la presentación del manifiesto conjunto de UGT y CCOO ante la celebración el próximo 25 de noviembre del ‘Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres’.

Tras advertir del “lamentable” incremento del porcentaje de mujeres que, tras decidir denunciar a sus parejas, renuncia finalmente a testificar hasta retirar la denuncia, la sindicalista ha achacado este hecho a la inseguridad de las mujeres y a la falta de recursos efectivos por parte de la Administración a lo que ha sumado la propia mentalidad de las mujeres que se sienten desprotegidas.

Ana Isabel Martín también ha considerado “urgente” abordar la problemática del “altísimo” número de solicitudes de órdenes de protección que son denegadas ya que, según sus datos, el 34% de las órdenes de protección incoadas el pasado año en los juzgados de violencia de Castilla y León fueron denegadas (463 de 1.361).

“Esto significa que una de cada tres solicitudes de protección es resuelta de forma negativa”, ha advertido la secretaria regional de Igualdad y Juventud de UGT, quien ha sido contundente al advertir de que “algo está fallando” en la sociedad para que no revierta “un drama que no cesa”, en palabras de la secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de CC.OO, Rosa Eva Martínez.

Las secretarias de Igualdad de CCOO y UGT ante el 25N
Las secretarias de Igualdad de CCOO y UGT ante el 25N./ Foto: Europa Press.

Entre las principales reivindicaciones de los sindicatos para la eliminación de la violencia contra las mujeres destaca la necesidad de garantizar una cartera básica de servicios y prestaciones sociales para la asistencia integral de mujeres víctimas de violencia de género, un aspecto “importantísimo”, a su juicio, ante la falta de información de las afectadas.

“Si no dan el paso es porque se ven en la nada, sin recursos de protección real, judicial y policial de que nadie va a ir a por ella”, ha constatado Martínez quien se ha referido en concreto al “miedo escénico y real” de las víctimas.

Martínez ha reclamado ir más allá de las órdenes o de los boletines para reivindicar campañas diarias de sensibilización y formación, a lo que ha sumado también la necesidad de optimizar la coordinación institucional y cooperación judicial y policial entre el conjunto de las administraciones públicas y los distintos profesionales implicados.

Además, ha reclamado una educación basada en valores de igualdad entre mujeres y hombres con la implicación del conjunto de las administraciones educativas, profesionales y familias desde el convencimiento de que la base de la lucha contra la violencia contra las mujeres está en la educación y en trabajar por una sociedad en valores.

La sindicalista ha advertido además de los pequeños “micromachismos” que siembran cada día una serie de actitudes que no favorecen la igualdad hacia las mujeres a las que se sitúa en un plano de inferioridad.

A nivel regional, la principal reivindicación de UGT y CCOO en este 25 de noviembre pasa por desarrollar reglamentariamente la Ley de Violencia de Género en aspectos “tan importantes” como la acreditación de las mujeres víctimas de violencia para el acceso a los recursos y ayudas de la Administración regional y garantizar la aplicación eficaz y efectiva del modelo de atención integral a las víctimas a través de una “suficiente dotación de medios”.

Dicho esto, Rosa Eva Martínez ha reconocido que la mayor caída de recursos ha sido a nivel estatal por lo que ha expresado su deseo de que se pueda alcanzar un acuerdo a nivel nacional para revisar todos los aspectos de la ley con la participación de las organizaciones sociales y sindicales ya que “conocen más de cerca” la realidad de las mujeres y sus principales problemas.

Finalmente, la sindicalista ha rechazado hablar de comparaciones sobre la evolución de la violencia de género ya que, según ha recordado, se trata siempre de muertes -seis víctimas en Castilla y León en lo que va de año- por lo que ve “terrible” caer en comparación de datos. “Es un año negro para nuestra Comunidad”, ha lamentado su compañera en UGT.

No hay comentarios

Dejar respuesta