Cadenas para circular por los puertos de León y Burgos

El hielo y la nieve están obligando a los conductores a tomar precauciones

Las primeras nevadas caídas en la Cordillera Cantábrica han provocado los primeros problemas en la red de carreteras. La acumulación de nieve y hielo ha obligado a usar cadenas en diez tramos de carretera de puertos de montaña de las provincias de León y Burgos, según han informado a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico.

En concreto, es necesario el uso de cadenas en la provincia de León en la LE-333 en Puebla de Lillo; en la LE-321 en Redipuertas; en la LE-497 en Villablino; en la LE-481 en San Emiliano; en la LE-473 en Sena de Luna; en la LE-331 en Puebla de Lillo; En la LE-315 en Cármenes y en la CL-635 en Burón.

Por su parte, en Burgos las cadenas son imprescindibles en la BU-571 en Río de la Sia y en la BU-570 en Rio Trueba.

El frío ha llegado de golpe a la Comunidad después de disfrutar de un verano sumamente cálido y de dos meses, los de septiembre y octubre que también han tenido temperaturas especialmente altas, en comparación con años anteriores.

Toca pasar de la camiseta al abrigo y guardar las cadenas en el vehículo para no tener sorpresas desagradables en los puertos de Castilla y León

No hay comentarios

Dejar respuesta