Destinan 4,2 millones para contrataciones en la lucha contra incendios

El consejo de Gobierno aprueba la partida para contratar cuadrillas helitransportadas para la extinción y prevención de incendios en 2017

La lucha contra los incendios ha sido uno de los grandes asuntos en el consejo de Gobierno de la Junta de esta semana, ya que se ha aprobado una partida de 4,2 millones de euros para la contratación de cuadrillas helitransportadas y cuadrillas de prevención que operarán desde 10 bases ubicadas en las provincias de Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora en 2017.

Las cuadrillas helitransportadas constituyen un elemento fundamental en el operativo de incendios forestales por su rápida y especializada actuación en la extinción de los mismos y por la importancia del trabajo preventivo que realizan fuera de las épocas de mayor riesgo de incendios. En todos los casos las cuadrillas deberán estar preparadas para embarcar en los helicópteros en menos de cinco minutos, o acudirán a los incendios por otros medios cuando no existe disponibilidad de helicóptero fuera de la época de peligro alto.

El operativo contra incendios forestales dispone de 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León, 21 helicópteros de la Junta de Castilla y León, 5 helicópteros y 5 aviones del MAGRAMA, a los que se suman el resto de medios aéreos del Estado con actuación preferente en la Comunidad. La efectividad de estos medios en extinción aumenta cuando acuden acompañados de equipos especializados como son los objetos de contrato.

Las cuadrillas especializadas estarán en las diez bases repartidas en las provincias de Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora, cada una de ellas contará con vehículos todo terreno, herramientas y equipos de protección individual,  y su disponibilidad en  oscilará entre los 92 y los 214 jornales en la época de peligro alto, según los condiciones de riesgo y meteorología

Con independencia de la tarea principal de extinción de incendios forestales y siempre que no sea necesaria su intervención, las cuadrillas deberán llevar a cabo, en época de peligro alto de incendios, durante los periodos de permanencia en las bases, trabajos de entrenamiento y formación especializada en extinción, de arreglo, orden y limpieza de la base. Fuera de la época de máximo riesgo, está prevista la realización de tratamientos selvícolas, su participación en quemas controladas y otras tareas que los Servicios Territoriales estimen prioritarios de la provincia donde se ubique la cuadrilla.

La distribución del presupuesto de 4,2 millones de euros entre las bases es la siguiente: Cebreros, 356.848 euros; Medina de Pomar, 285.385 euros; Las Casillas, 232.861 euros; El Bodón, 386.089 euros; El Maillo, 498.114 euros; Camposagrado, 494.556 euros; Cueto, 517.970 euros; Rabanal del Camino, 428.166 euros; Rosinos de la Requejada, 509.518 euros y Villardeciervos, 510.618 euros.

No hay comentarios

Dejar respuesta