La receta electrónica podrá utilizarse en otras comunidades en 2017

En el primer semestre del año

Antonio María Sáez Aguado y Raquel Martínez.

La Consejería de Sanidad de Castilla y León espera iniciar las pruebas de la “interoperabilidad” de la receta electrónica con otras comunidades autónomas durante el primer semestre del próximo año.

Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, tras reunirse con representantes del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León (Concyl), presidido actualmente por Raquel Martínez.

Tras el encuentro, el consejero, en declaraciones a los medios recogidas por Europa Press, ha explicado que actualmente tres comunidades autónomas se encuentran ya en pruebas y en preparación el resto excepto otras tres que aún no han iniciado el proceso.

En el caso de Castilla y León, se prevé que en el primer trimestre de 2017 “al menos” se comience a emitir la información sobre la receta electrónica a otras comunidades autónomas y “en la medida de lo posible” también a recibir para completar el procedimiento.

Precisamente la presidenta del Concyl ha señalado que ahora se trabaja en la interoperabilidad, ya que Castilla y León es limítrofe con muchas otras comunidades autónomas y con este paso sería posible que los pacientes recogieran su tratamiento en cualquier punto del país.

A este respecto, ha señalado que espera que se haga efectiva en un “corto espacio de tiempo” después de un despliegue “muy rápido”, en menos de un año, tras lo que ahora considera que hay que ir implementando las diferentes funciones que tiene, como las fórmulas y visados así como la mensajería bidireccional entre médico y farmacéutico que ofrece la herramienta.

En relación con la receta electrónica, la Consejería ha destacado también que ya se ha iniciado la implantación en los hospitales, el primero de ellos el Hospital Santa Bárbara de Soria.

Esta es una de las cuestiones que se han abordado en la reunión, en la que también se ha planteado la posibilidad de que los farmacéuticos lleven a cabo pruebas de cribado de enfermedades de alta prevalencia como el cribado de cáncer colorrectal.

Sáez Aguado ha recordado que otras comunidades como Cataluña ya llevan a cabo experiencias en este sentido, como en el caso del cáncer colorrectal, pero también en otras enfermedades crónicas, por lo que ve “interesante” estudiar esta posibilidad.

El modelo

Por otro lado, ambas partes han coincidido en defender el modelo farmacéutico español, el denominado “modelo mediterráneo”, que el consejero ha recordado que hace dos o tres años se puso en cuestión y suscitó algunos debates.

Sin embargo, ha incidido en que su mantenimiento, especialmente en Castilla y León dada la importancia del medio rural, garantiza el acceso a los medicamentos y a la atención farmacéutica.

Actualmente en Castilla y León existen 1.633 oficinas de farmacia (alrededor del 50 por ciento en zonas rurales), lo que supone 1.513 habitantes por oficina, la comunidad con mayor despliegue territorial junto a Navarra tanto en España como en Europa.

Sin embargo, dadas las peculiaridades de Castilla y León y su dispersión, para mantener y mejorar esta accesibilidad, la Consejería de Sanidad mantiene su apoyo a oficinas de farmacia cuya viabilidad económica se ve comprometida.

Para ello, se llevan a cabo dos medidas, una de ellas un índice corrector que se aplica a las oficinas de farmacia con una facturación inferior a 200.000 euros al año, de manera que en 2016 se han abonado dos períodos por un importe total de 461.074,07 euros. En esta situación se encuentran 255 oficinas, el 16 por ciento del total, y la presidenta del Concyl ha destacado la importancia de este apoyo.

Por otro lado, se realiza una subvención directa al Concyl para la extensión efectiva de la receta electrónica en determinadas zonas rurales, lo que beneficiará a una docena de farmacias que tienen dificultades de conexión.

Otro de los compromisos alcanzados a lo largo de este encuentro ha sido el de mantener el pago priorizado y puntual de la factura farmacéutica a los colegios oficiales de farmacia provinciales, que se realiza el día 20 del mes siguiente al que corresponde la factura y que, según ha recordado Sáez Aguado, supone unos 900 millones al año.

No hay comentarios

Dejar respuesta