De Santiago-Juárez defiende el proyecto de Ley del Alto Cargo

Su legalidad que viene avalada por la Abogacía del Estado

De Santiago-Juárez en el Pleno de las Cortes del martes.

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha defendido el proyecto de Ley del Estatuto de los Altos Cargos de la Administración de la Comunidad que se somete a aprobación este martes en las Cortes ya que, según ha recordado, está avalado por la Abogacía del Estado y cuenta, además, con la correspondiente memoria “firmada” –ha remarcado en numerosas ocasiones– de los Servicios Jurídicos de la Junta y con el Dictamen “favorable” del Consejo Consultivo.

Tras garantizar que el texto de la Junta no tiene “ningún atisbo de ilegalidad“, como han apuntado algunos de los grupos en la oposición, el vicepresidente y consejero de la Presidencia ha cargado también contra la legalidad de los informes “sin ningún tipo de firma” que han salido de las Cortes regionales y que, en su opinión, sí generan “mucha inquietud” ya que, según ha evidenciado en la tribuna de oradores, tienen hasta párrafos sin terminar.

En tono irónico, ha lamentado que se haya negado que la Abogacía del Estado de la Secretaría General de Administraciones Públicas no ha advertido una posible inconstitucionalidad como sí ocurrió, según ha rememorado, hasta en ocho ocasiones en la pasada Legislatura en la fase de proyecto en el boletín de las Cortes.

“Se ha negado, supongo que el mismo que no se atrevía a firmar estos papeles”, ha apuntado el vicepresidente quien, en una posterior alusión a los informes manejados en el Parlamento, ha ironizado sobre que los informes de los servicios jurídicos de la Junta tienen “la misma calidad que los que no firman este informe -el que se ha usado en las Cortes–“.

En su exposición de defensa del proyecto de Ley remitido por la Junta a las Cortes el pasado 2 de junio –se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes el 24 de junio–, De Santiago-Juárez ha sido tajante al recordar que el Gobierno regional se ha mantenido “siempre al margen” de la controversia que ha suscitado este texto hasta el punto de afirmar que “los actores” de las diversas declaraciones públicas han sido los parlamentarios.

Tras agradecer el trabajo desarrollado por los ponentes de los distintos grupos, con especial reconocimiento también a la “intensa” dedicación del personal de su Consejería, De Santiago-Juárez ha recordado que el objetivo de este proyecto de ley es dar respuesta a una demanda de la sociedad que, según reflejan “clarísimanente” las últimas encuestas del CIS , sitúan a los políticos como uno de los principales problemas del país, a lo que ha añadido que se cumplen el programa electoral del PP y los compromisos asumidos por el presidente de la Junta en su Debate de Investidura y en el Acuerdo de Gobernabilidad con Ciudadanos.

“Se cumplen aspectos del pacto de arranque de Legislatura con los sindicatos para modernizar la Función Pública”, ha añadido De Santiago-Juárez que ha defendido la necesidad de dar pasos para mejorar la calidad de la política, entre los que ha citado la necesidad de limitar mandatos o las puertas giratorias o la elaboración de un Código Ético y de Austeridad para las instituciones propias.

Dicho esto, ha rechazado cambiar las reglas del juego a mitad del partido para defender que la limitación de mandatos se aplique a partir de la próxima legislatura y ha recordado también que, a diferencia de lo que ocurre en cualquier otra comunidad e, incluso en el Gobierno de España, se limita la presencia de un consejero en un mismo departamento cuando en otras administraciones puede permanecer “hasta 72 años”. “Qué pasa que nunca piensan ganar”, ha bromeado De Santiago-Juárez ante esas críticas de la oposición.

El vicepresidente ha defendido también la oportunidad de regular estos asuntos a través de una norma ordinaria y no necesariamente con la modificación del Estatuto de Autonomía y ha comparado el caso con la aprobación en su día del CES o con la regulación del Diálogo Social que adquirieron condición estatutaria con posterioridad.

“Algunos ya hemos pasado esta ‘reválida‘”, ha sentenciado el vicepresidente, quien ha ironizado también al explicar que la modificación del Estatuto de Autonomía que reclaman partidos como el PSOE requieren “trabajo, esfuerzo, dedicación y constancia además de generosidad y mucho diálogo”. “No se si es una buena noticia para algunos”, ha espetado De Santiago-Juárez.

No hay comentarios

Dejar respuesta