La Ley del Estatuto del Alto Cargo sigue en el aire

Podemos y Ciudadanos ven muy difícil que el proyecto de Ley pueda llevarse al próximo Pleno, mientras que PP y PSOE lo ven factible

Las Cortes. (Foto: Europa Press).

Los grupos parlamentarios de Podemos y Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León consideran “muy difícil” o “casi imposible” que el proyecto de Ley del Estatuto del Alto Cargo pueda llevarse al próximo Pleno de la Cámara, mientras que PSOE y PP sí lo ven factible, tal como han señalado algunos de sus miembros tras una reunión de cuatro horas celebrada este martes para tratar de resolver las posibles deficiencias que han retrasado su aprobación.

El encuentro ha servido para acordar algunas enmiendas transaccionales de índole jurídica, tal como han explicado los asistentes, tras lo que se han emplazado para una nueva reunión este jueves.

En este sentido, la procuradora socialista Virgina Barcones no ha querido “prejuzgar” si dará tiempo o no a resolver estas cuestiones antes del Pleno de la próxima semana, pero ha ofrecido “toda la disposición de su grupo” para realizar cuantos encuentros sean necesarios a fin de lograrlo.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Juan José Sanz Vitorio, ha defendido que el Proyecto de Ley no presenta, a su juicio, “ningún problema para ser aprobado”, pero se ha mostrado dispuesto a matizar los puntos que sean necesarios para lograr el máximo apoyo posible.

Sin embargo, el procurador de Ciudadanos David Castaño ha advertido de que es “imposible” que esté listo para llevarse al Pleno de la semana próxima y ha recordado que dicha ley no entraría en vigor hasta la siguiente legislatura, por lo que no hay “ninguna prisa”.

Nuevas deficiencias

Así, ha confesado que al abordar el texto para subsanar las citadas deficiencias han surgido “otras nuevas” en temas relacionados con las sanciones, si bien Sanz Vitorio ha precisado que se trata de meras “interpretaciones”.

En lo que sí han coincidido tanto el parlamentario ‘popular’ como el de C’s es en que el proyecto de ley “no va directamente en contra” ni del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, ni de la Constitución Española, aunque Castaño ha admitido que algunos aspectos “sí podrían plantear dudas”.

Por lo que se refiere a la representante de Podemos, Natalia del Barrio, ha pedido “tiempo” para abordar mejor este estudio y considera que aún se requieren “muchas modificaciones” que aconsejarían posponerlo para otra sesión plenaria.

Entre las cuestiones señaladas por los distintos grupos como las que presentan mayores problemas, están las atribuciones sancionadoras de la Comisión de Ética o los supuestos de cese del presidente de la Junta en caso de faltas graves, algo que ha llevado a los socialistas a pedir que el código ético que se aprueba tenga rango de ley.

En cualquier caso, Virgina Barcones ha defendido que las medidas de regeneración democrática deberían haberse acometido “desde el Estatuto de Autonomía hacia abajo” para evitar problemas como éstos, en que una nueva legislación pueda contravenir una norma superior.

Por su parte, Sanz Vitorio ha recordado que el procedimiento que se está siguiendo es el “normal”, a pesar de los condicionantes “atípicos” de este caso y ha concluido que será en la Junta de Portavoces del viernes cuando se decida si finalmente este proyecto de ley es llevado al Pleno de la próxima semana o no.

No hay comentarios

Dejar respuesta