Castilla y León: Destino Portugal

Nuestra aventura portuguesa comenzó un frío día de invierno de hace algunos años en que asistimos a la fiesta de exaltación de la matanza tradicional del ‘porco’ en Lameiras, “a mais linda aldeia do país, situada na Beira Alta”, según reza en su Facebook, ‘freguesía’ o municipio perteneciente a la Cámara Municipal de Pinhel. A la fiesta acudimos por invitación del presidente de ésta última, Rui Ventura.

En Portugal, las cámaras municipales son más que ayuntamientos, pues de ellas forman parte varios municipios, hasta 20 ó 30 incluso. No llegan a ser diputaciones en el sentido que éstas tienen en España, que abarcan toda una provincia, sino que son entidades públicas a caballo entre un ayuntamiento y una diputación. Vienen a ser, más o menos, una especie de ‘minidiputaciones’ que gestionan una extensa comarca.

Hay que tener en cuenta que en Portugal no existe el poder público intermedio que representan en España las comunidades autónomas, ni tampoco diputaciones que gestionen el distrito, que sería el equivalente portugués a la provincia española. Allí, la administración pública se estructura en dos únicos niveles: de un lado, el gobierno central, y de otro, el poder municipal, que encarnan las cámaras. De modo, que una cámara municipal asume la mayor parte de las competencias sobre el territorio que gestiona y con casi total autonomía.

La larga e intensa jornada festiva en Lameiras, de la que guardamos un gratísimo recuerdo, comenzó a las 8 de la mañana, con el sacrificio y posterior despiece del cerdo, y se prolongó hasta altas horas de la noche. Aquella fiesta nos abrió las puertas a un país vecino y hermano que para nosotros era entonces tan desconocido como lo es hoy para un gran número de españoles, ay.

Por desgracia, España ha mirado poco hacia Portugal y el conocimiento que tenemos del otro lado de la ‘Raia’ (la Raya es el nombre que los lugareños han dado siempre a la frontera hispano-lusa) resulta en demasiadas ocasiones muy superficial.

Todavía campanillea en nuestra mente la frase que, a raíz de un ciclo de conferencias organizado en las Cortes de Castilla y León con motivo del X aniversario del Estatuto de Autonomía, pronunció el entonces presidente de la Cámara Municipal de Miranda do Douro: España y Portugal han vivido durante siglos “a costas voltadas”, es decir, de espaldas.

Por suerte, la entrada de ambos países en la Unión Europea ha ido cambiando las cosas. La antigua frontera, aquella ‘raia’ del fin del mundo, aquel territorio mágico de pobreza y contrabandistas, es hoy una mera línea simbólica, y las relaciones sociales, culturales y políticas son cada vez más fluidas e intensas.

Tanto para unos como para otros, la desaparición de la ‘Raia’ ha propiciado la aparición de dos mundos que, siendo colindantes, paredaños, han estado por desgracia muy lejanos durante demasiados años, ay.

Ahora, sin embargo, Castilla y León, que comparte vecindad con Portugal desde el sur de Salamanca hasta el norte de Zamora, se ha visto de pronto enriquecida con la extensión vital que suponen las vecinas regiones naturales portuguesas de Tras-Os-Montes y las Beiras. Y lo mismo ha sucedido a estos territorios portugueses vecinos. Un mundo nuevo y apasionante en el que nosotros nos adentramos aquella fría mañana de enero en Lameiras y que nos llevó enseguida a recorrer todo el centro y norte de Portugal.

Portugal sorprende por las innumerables maravillas que atesora: su rica historia, sus paisajes, su deliciosa gastronomía, la amabilidad de sus gentes… Si nos circunscribimos a las Beiras y Tras-Os-Montes, tenemos, por ejemplo, las bellísimas ‘aldeias históricas’ que serpentean la frontera, cada una con su antigua fortaleza medieval; los paisajes deslumbrantes del río Duero, alfombrado de bancales donde florecen viñedos y olivares desde Freixo de Espada à Cinta y Figueira de Castelo Rodrigo hasta Lamego; la industria del granito y la boyante industria del vino en Pinhel, amén de sus bien conservadas tradiciones; el vino asimismo y los grabados rupestres de Vilanova de Foz Coa;los paisajes idílicos, las rutas deportivas y los quesos de la Serra da Estrela; la navegabilidad del Duero Internacional en Miranda do Douro y sus impresionantes miradores; la delicada belleza de Braganza, su historia y los paisajes casi intactos de toda esta parte noreste de Portugal, la región de Tras-Os-Montes, riquísima además en esa vieja tradición celtíbera de las máscaras de invierno, que se suceden sin cesar en decenas de pueblos desde estas fechas hasta finales de enero.

Junto a las ya citadas, localidades como Macedo de Cavaleiros, Mogadouro, Torre de Mocorvo, Vimioso, Trancoso, Celorico da Beira, Manteigas, Almeida, Guarda…, que ofrecen al visitante un sinnúmero de ferias medievales, festivales aéreos, ferias gastronómicas, tradiciones, paisajes, sosiego, conjuntos monumentales bellísimos, y un largo etcétera, son un universo a descubrir para los muchos españoles que todavía siguen sin darse cuenta todo lo que tienen a su alcance al otro lado de la Raya. Un mundo poco conocido a pesar de que cualquiera de estas localidades dista poco más de dos horas desde buena parte de las provincias de Castilla y León, ay.

La supresión de las fronteras interiores en la Unión Europea ha abierto un amplio abanico de oportunidades. En lo relativo al turismo, Castilla y León se enriquece enormemente con Portugal por cercanía, con una oferta de posibilidades más nutrida. Y lo mismo sucede con Portugal, con estas dos regionales tan cercanas que son las Beiras y Tras-Os-Montes.

La importancia de Portugal se aprecia cada año en Intur, en la que crece el número de stand de entidades lusas. Está bien que los poderes públicos de Castilla y León miren hacia el Norte, hacia el Sur o hacia el Este. Pero lo más a mano es el Oeste, tan cerca y tan lejos, ay.

Desde nuestros inicios, en Noticiascyl hemos apostado siempre por Portugal. De ahí esta sección específica de nuestro periódico denominada ‘Jornal da Raia’, que es el cauce desde el que durante más de dos años venimos dando a conocer Portugal en Castilla y León. Y otro tanto hacemos en Enjoy Castilla y León. Frente a las dudas de algunas administraciones públicas, nosotros sí lo tenemos claro.

Conque, Castilla y León: Destino Portugal; Portugal: Destino Castilla y León.

No hay comentarios

Dejar respuesta