La venta de coches usados crece en el inicio de 2017

El mercado de coches de segunda mano está experimentando un arranque sensacional en 2017. Este año ha conseguido ampliar la distancia que le separaba del sector de vehículos nuevos. Ésto es debido al papel que ha jugado Internet en este sector, ya que este medio se ha convertido en una alternativa muy interesante, tanto para aquellos que quieren vender su coche antiguo, como para compradores que se encuentran con una gran oferta de vehículos en venta.

Durante el año 2016 se vendieron, según datos aportados por el IEA (Instituto de Estudios de Automoción), casi dos millones de vehículos usados, un 12% más que el año anterior. La tendencia para este año 2017 nos dice que las cifras serán similares al año 2016. En estos momentos, el ratio de ventas entre automóvil usado y nuevo es de 1,7 a 1, el mejor de los últimos años.

Esta tendencia en el mercado nos indica que los vehículos de menos de 3 años de edad pasarán a ocupar lugares cada vez más privilegiados. En 2016, los vehículos de menos de 3 años de antigüedad alcanzaron el 19% del total de las transferencias efectuadas, y se espera que en este 2017 se supere esa cifra. Sin embargo, la media de edad de los automóviles usados vendidos en 2017 se sitúa en torno a los 11 años, lo que supone un ligero crecimiento respecto al año anterior. Esto se debe, fundamentalmente, a que el 55% de los coches a la venta tienen más de una década de antigüedad.

Estos excelentes datos del mercado de vehículos de ocasión han sido propiciados por la implantación de Internet en el sector automovilístico, y por el desarrollo del modelo de negocio que muchas compañías han implantado. De hecho, hoy en día es perfectamente factible encontrar portales en los que proceden a tasar el coche y a ponerlo en venta automáticamente. Así mismo, otros muchos portales facilitan soportes desde los que cualquiera puede colgar un anuncio y recibir ofertas de posibles compradores cuya residencia se encuentre en cualquier lugar del mundo.

A pesar del auge de Internet en este sector, una parte del modelo tradicional de venta no se ha perdido, ya que prácticamente la totalidad de los usuarios se niega a dar señal por un vehículo que no han visto en persona y no han tenido la oportunidad de probar. Sin embargo, el considerable ahorro que supone comprar un coche a través de este tipo de portales atrae cada vez a mayor cantidad de público. Y es que, según datos aportados por la OCU en un estudio reciente, comprar por Internet implica un precio, de media, 400 euros inferior respecto a un concesionario por el mismo modelo de coche.

En resumen, el auge de la demanda de coches de segunda mano y la implantación cada vez con mayor fuerza del sector online parecen augurar que lo que queda de 2017 será francamente positivo para el mercado de vehículos de ocasión.

No hay comentarios

Dejar respuesta