Castilla y León se ordenará territorialmente en 193 áreas funcionales

José Antonio de Santiago-Juárez ha asegurado que se mantienen todos los centros y servicios esenciales que se venían teniendo hasta ahora

El nuevo mapa de ordenación del territorio de Castilla y León incluye un total de 193 áreas funcionales de las que 177 están en el ámbito rural mientras que 16 pertenecen al ámbito urbano, tras la inclusión de Benavente en las áreas funcionales estables.

Así lo ha anunciado el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, tras informar al Consejo de Gobierno del anteproyecto de Ley por el que se aprueba el mapa de unidades básicas de ordenación y servicios del territorio de Castilla y León que llegará a las Cortes, en principio, a mediados del mes de diciembre, como se comprometió en su día el presidente, Juan Vicente Herrera.

Según ha asegurado el vicepresidente y consejero de la Presidencia, este anteproyecto, que modifica tanto la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio como la que declaró las áreas funcionales estables, permite culminar el proceso de ordenación del territorio de Castilla y León y garantiza por ley tanto la prestación de los servicios públicos esenciales como el mantenimiento de los centros.

“No se suprime nada”, ha garantizado el vicepresidente de la Junta ante las dudas expresadas desde todas las partes por algunos “miedos” y ha puesto como ejemplo que se garantizará por ley el mantenimiento de centros de salud en una unidad básica de ordenación cuando excepcionalmente en una unidad rural existan dos centros de salud en el momento de la entrada en vigor de la Ley -afecta a nueve, siete en los alfoces, norte de Burgos y norte de León-.

consejo-de-gobierno-de-santiago-juarez-milagros-marcos-2Según ha explicado, el anteproyecto de Ley da “cierta flexibilidad” al tratar por igual a las mancomunidades de interés general que a las ya existentes y que actúan de forma adecuada y efectiva. “¿Por qué ibas a cargarte esas mancomunidades?”, ha reconocido el consejero que ha recordado que se ha reunido junto a su equipo con muchos alcaldes y con muchas mancomunidades para conocer sus problemas y ver qué cuestiones se podían mejorar.

De Santiago-Juárez ha insistido en que se fomenta las mancomunidades y las comunidades de Villa y Tierra, que nacieron hace tres siglos para gestionar los montes y ahora se ocupan también de aspectos de caza, setas o resina, y otras entidades asociativas tradicionales y ha destacado además que se fomenta la comarca del Bierzo, que tendrá un tratamiento similar al previsto para las mancomunidades de interés general en las ayudas de la Administración de la Comunidad, y a las entidades locales menores.

El vicepresidente ha apostado en todo momento por ayudar a los municipios a que sean más fuertes para ejercer las funciones a las que les obligan las normas estatales donde, una de la solución que ha descartado desde el primer momento, era la supresión “de la que habló algún genio”. Así, ha abogado por la asociación voluntaria desde el convencimiento de que esta fórmula les hace “más fuertes” en el camino hacia las comarcas.

Desbloquea la convergencia territorial

Por último, ha significado que con la aprobación de la futura ley se desbloquea la convergencia territorial ya que, en el plazo de seis meses desde la aprobación de los nuevos mapas, la Junta definirá las áreas funcionales estratégicas y, en los seis meses siguientes, elaborará el Plan Plurianual de Convergencia Interior con el año 2020 como horizonte, que será aprobado en las Cortes por mayoría cualificada.

Además, en este mismo periodo de tiempo, la Junta tendrá que remitir a las Cortes un proyecto de ley de regulación del Fondo Autonómico de Compensación que servirá para financiar los programas en los que se estructure el Plan Plurianual en el objetivo último de corregir progresivamente los desequilibrios económicos y demográficos de “ciertos territorios” de la Comunidad.

De Santiago-Juárez ha presentado el anteproyecto como “una ley sencilla” que aprueba todas las unidades básicas, 177 rurales y 16 urbanas, en un mapa “bastante compensado” que se ha definido tras un proceso “muy largo” en el que se han tenido en cuenta “matizaciones y críticas que podían mejorar el proyecto”, entre las que ha citado incluso las del Consejo de Alcaldes del PSOE.

Dicho esto, ha abogado por seguir negociando para sacar adelante este “asunto de Comunidad” que presentará el 25 de octubre a la Federación Regional de Municipios de Provincias para remitir después al Consejo de Cooperación Local y al CES y al Consejo Consultivo y para lo que ha descartado aplicar el trámite de urgencia para “dar tiempo” a los informes.

A preguntas de los periodistas, el vicepresidente y consejero ha descartado la opción del Decreto Ley para esta norma ya que afecta a “algo más que un mapa” y modifica además otras dos leyes. “Parece muy fuerte”, ha considerado al respecto, en un llamamiento a la tranquilidad de todos y a la necesidad de encontrar equilibrios y quitar miedos.

No hay comentarios

Dejar respuesta