La Consejería de Agricultura autoriza la quema de rastrojos

El Bocyl publica la orden que permite la quema de rastrojos de cereales en Castilla y León como medida fitosanitaria

La Junta, a través de la Consejería de Agricultura y Ganadería, ha autorizado la quema de rastrojos de cereales en Castilla y León como medida fitosanitaria, una acción que se contempla dentro del Plan Director de Lucha contra Plagas Agrícolas, tal y como se recoge este miércoles en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

En concreto, esta Orden regula el procedimiento y establece los condicionantes para realizar la quema de rastrojos en las superficies cultivadas de cereales que estén ubicadas a más de 400 metros de montes arbolados o desarbolados y pertenecientes a las comarcas agrarias que se especifican en la citada norma. A partir de este momento, los titulares de explotaciones agrarias de cereales de Castilla y León podrán solicitar al delegado territorial de la Junta de la provincia en la que se ubique su explotación la realización de la quema de rastrojos de cereales.

Este trámite se tendrá que hacer con una antelación mínima de cinco días respecto a la fecha inicial habilitada para cada zona de acuerdo al calendario y zonificación que recoge esta orden. A esta solicitud habrá que añadir un documento de conformidad del alcalde presidente del ayuntamiento en el que se ubiquen las parcelas reflejadas en la solicitud. “Salvo notificación contraria por parte del delegado territorial correspondiente, la quema de rastrojos podrá efectuarse a partir del sexto día natural al de presentación de la solicitud”, han explicado desde el departamento que dirige Milagros Marcos.

Condiciones

La quema de rastrojos de cereales autorizada por la Junta de Castilla y León sólo podrá efectuarse en la época de peligro bajo de incendio que establezca la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y respetandor además el calendario establecido en la Orden para cada comarca. Como se acordó en su día con las OPA, los agricultores podrán quemar al año hasta el 25 por ciento de la superficie total del cultivo de cereal que figure en la declaración PAC del solicitante del presente año.

Otra de las condiciones es que las quemas se podrán comenzar una hora después de la salida del sol, deberán quedar extinguidas y completamente apagadas dos horas antes de la puesta del sol y no podrán hacerse ni en domingos ni en festivos. Por otro lado y para que las quemas se lleven a cabo con la mayor seguridad posible, se deberá disponer de teléfono móvil para, ante cualquier imprevisto, avisar de inmediato al 112 indicando la ubicación y lo ocurrido.

Además, no podrán realizarse quemas de rastrojos en recintos agrícolas situados a una distancia inferior a 400 metros de una masa forestal, a menos de 100 metros de una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) o Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), a una distancia inferior de 400 metros de cualquier zona urbanizada o habitada ni a menos de 100 metros de cualquier carretera o vía ferroviaria.

No hay comentarios

Dejar respuesta