Directorios virtuales de autores y oficios de la cultura

Hoy se sabe cuántos panaderos y panaderías existen en el país, cuántas sastrerías, cuántos médicos, ¿pero se saben cuántos escritores existen en una determinada región, en el país? ¿Cuántos artistas plásticos, cuántos compositores de música…?

¿Y el resto de oficios de la cultura, sean críticos de cada una de las especialidades, marchantes, gestores culturales, etc.? ¿Por consecuencia, no sería necesario hoy, a nivel provincial, regional, nacional realizar directorios, voluntarios en principio que estuviesen incluido todas las personas que se dedican a dicha actividad?

1.¿Si hoy la cultura es industria cultural, por tanto, integra y conforma parte del PNB de cada localidad, provincia, región, país, no sería necesario que en los oficios de la cultura, en todas las artes y actividades y en todos los oficios conexionados a ello se supiese cuántas personas se dedican a ello, saber y conocer un curriculum, incluyendo posiblemente algunas fotografías de su actividad, etc.?

¿No habría que intentar una mayor racionalización de todas las actividades culturales…? ¿Qué existan unas páginas, sean a distintos nivel territorial, según distintas actividades, y por consecuencia se sepa, cuántos escritores existen en una provincia, por ejemplo, Zaragoza o Toledo o Jaén, cuántos en una determinada región, cuántos en el país…?

¿De tal forma que los editores o los investigadores o los interesados o los estudiosos o los diletantes si quieren buscar a un autor sea fácil encontrarlos…?¿Y este directorio, según actividades, desde la moda, a cada una de las artes, a la gastronomía, a la literatura, a los artistas plásticos, a los filósofos…?

¿Teólogos, matemáticos, físicos, etc., se pueda conocer la actividad cultural, filosófica, humanística, teológica, artística, científica en todos los campos de la creatividad e investigación humana en cada territorio…? ¿Incluso en un continente, incluso en el mundo…?

2.No tendría que haber un solo directorio de una actividad, sino varios, no solo uno en un territorio, sino varios… podrían realizarlos distintos agentes o autores, personas individuales, pero también museos o fundaciones o bibliotecas…

La cuestión es que entre otros motivos, no se pierda ninguna actividad cultural, sea mejor o sea peor, tenga mayor o menor calidad, tenga mayor o menor presencia… al final de todo, quién sabe, si es que existe, lo que dentro de un siglo gustará a unos o a otros…qué será representativo dentro de un siglo del siglo actual… Hoy, online o de forma virtual se podrían conservar miles de fotografías de cualquier actividad, o escritos si los autores quisiesen se conservasen, en mayor o menor cantidad…

¿No sería conveniente conocer cuántas personas se dedican a la poesía o a la filosofía o a la moda, por poner unos ejemplos, en una determinada provincia, en una determinada región, en el país…? ¿Solo se necesita que los autores hayan publicados libros, o hayan realizado algunas publicaciones o exposiciones, o demostrar que han registrado en la propiedad intelectual dichos libros, aunque no estén publicados, para demostrar que se dedican parcial o totalmente a ese arte o saber…?

¿Porque lo que se busca, es una forma de escaparate, de tal modo, que si ahora aparece en el horizonte de una determinada región, un editor que quiere realizar una antología de poesía, tenga fácil mirar y remirar, dónde puede encontrar…?

Siempre pongo el ejemplo del botánico, un investigador en la biología estudia todos los animales y plantas y relaciones entre ellas y el terreno, de todo lo que exista. Sea pequeño o grande, exista en gran cantidad o en poco… creo que en el mundo de la cultura hay que hacer lo mismo, hay que seguir la misma norma…

¿Si siguiendo el ejemplo, después nos encontramos, que existen en el país cinco mil poetas o diez mil, o en una región mil o tres mil…? Ya tendríamos una cifra, y sobre esa cifra, un curriculum, y demás datos se podría montar diríamos todos los estudios futuros y pertinentes sobre esas materias…

De tal modo, esté todas las personas que se dedican a una actividad, sin ningún tipo de censuras o selecciones, en cada una de las actividades o artes o saberes…

3. ¿Para concluir, no tendríamos que plantearnos, si se está perdiendo mucha riqueza cultural, porque no se conoce que existe? ¿No se estará perdiendo mucha riqueza cultural, muchos libros o muchas actividades culturales, perdidas en los estudios, perdidas en los cajones electrónicos?

¿No sería conveniente, necesario, incluso para la industria cultural y la industria del turismo, para el PNB saber y conocer cuántas personas se dedican a tal o cual actividad, tener un mínimo curriculum, y después saber dónde hay que ir, si alguien quiere beber más de esas aguas…? ¿En un mundo postindustrial no debería la cultura y la industria cultural gestionarse con métodos y modos más racionales y más sistemáticos y más eficientes…?

No hay comentarios

Dejar respuesta