El pago por los daños causados por el lobo, a punto

Se ha efectuado el pago de un total de 172 expedientes que corresponden a 442 cabezas de ganado muertas.

Lobo en Cabárceno.

La Junta de Castilla y León ha efectuado el pago compensatorio de los daños del lobo al Sur del Duero, tras la muerte del ganado, de 172 expedientes en una media de 15 días después de que pasado 31 de mayo se publicara la Orden del inicio de los pagos compensatorios.

Pagos derivados de los daños producidos por los ataques de lobos a la ganadería, en las explotaciones de la zona de protección del sur del Duero de Castilla y León. A día de hoy se ha efectuado el pago de un total de 172 expedientes que corresponden a 442 cabezas de ganado muertas, y que suponen un importe que asciende a 94.962,5 euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, adquirió el compromiso de que “suscribiría un seguro de pago compensatorio” por los daños producidos por el lobo al ganado de las explotaciones situadas al sur del Duero, “tanto por el daño real como por el lucro cesante”.

La provincia de Ávila es la que más expedientes ha tramitado con 77 y 90 cabezas muertas, lo que supone 33.727,50 euros; en Salamanca, 18 expedientes con 35 cabezas muertas y un importe de 7.460 euros. Segovia es la provincia con más reses muertas, un total de 172 cabezas, con 55 expedientes pagados por valor de 33.075 euros.

En Zamora se han tramitado 22 expedientes con 145 cabezas de ganado muertas por un importe que asciende a 20.700 euros. Desde la puesta en marcha del nuevo seguro suscrito a cargo de la Junta de Castilla y León, los ganaderos reciben los pagos compensatorios en un plazo medio de 15 días frente a los once o doce meses que se demoraba anteriormente.

Con esta medida, el Consejero de Fomento y Medio Ambiente busca “atender las peticiones de los afectados por los ataques de lobo”, ya que el principal objetivo del Plan de Conservación y Gestión del Lobo se centra en “lograr la compatibilización del lobo con la ganadería extensiva”.

Además, esta medida de compensación de daños irá acompañada de otras que permitan reducir los ataques reiterados a determinadas explotaciones, como es el asesoramiento para establecer medidas preventivas, la búsqueda de líneas para su financiación, cerramientos voluntarios financiados, entrega de perros mastines, y si no hubiera otras soluciones satisfactorias, controlar las poblaciones locales de lobos.

No hay comentarios

Dejar respuesta