Las ancianas también sufren la lacra de la violencia de género

Un 5 por ciento de las en torno a 2.300 víctimas de violencia machista son mayores de 65 años

Alicia García, consejera de Familia. Fotografía: Europa Press.

Un 5 por ciento de las en torno a 2.300 víctimas de violencia machista incluidas en el registro de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León son mujeres mayores de 65 años, a cuyos casos, doblemente graves por la situación en sí y por la edad, la Administración regional y la Fundación Mayores Hoy han dedicado una jornada celebrada este martes en Valladolid.

Así lo ha señalado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García, que ha participado en esta jornada, desarrollada en una residencia de mayores situada en el barrio de Parquesol y orientada tanto a profesionales de la atención a personas de avanzada edad como a quienes trabajan en casos de mujeres víctimas de violencia de género.

La jornada ha estado centrada en los casos de violencia contra las mujeres mayores de 65 años, pues “a la discriminación por género se añade el factor de la edad” así como una serie de circunstancias específicas como, ha señalado García, la procedencia de estas víctimas de una sociedad de hace varias décadas que era “más machista que la actual”.

A ello se suma que, como también ha apuntado la directora de la Fundación Mayores de Hoy, Matilde Pelegrí, muchas de estas mujeres son víctimas de violencia de género desde hace muchos años; que ellas mismas no se consideran víctimas y asumen su situación dentro de la dinámica normal de su situación de pareja; que muchas dependen económicamente de sus maridos y de su pensión e incluso se ven obligadas a ejercer de cuidadoras del marido maltratador.

Sin que existan datos exactos sobre las mujeres que puedan sufrir estas situaciones, la Junta sí que conoce que aproximadamente el 5 por ciento de las víctimas de violencia machista incluidas en el registro que maneja la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades -un total de 2.300– son mayores de 65 años, mientras que los servicios de acompañamiento y apoyo psicológico han atendido a 16 féminas mayores de dicha edad en 2015 y a cinco en el primer semestre de 2016.

Asimismo, García ha apuntado que, en datos estatales, durante 2015 el 15 por ciento de las mujeres que fallecieron por causa de agresiones machistas fueron mayores, si bien ninguno de esos asesinatos se produjo en Castilla y León. En todo caso, ha apuntado la importancia del volumen de población incluida en este colectivo, unas 350.000 mujeres de más de 65 años en la Comunidad.

Ante esta situación, Alicia García ha destacado las medidas específicas puestas en marcha por la Junta dentro del modelo ‘Objetivo Violencia Cero’, que funciona desde hace un año y que, entre otros aspectos, da prioridad de acceso a las residencias de personas mayores para las víctimas de violencia de género. Gracias a esta medida, en el año 2015 accedieron cinco víctimas de violencia machista a plazas de residencias y, en lo que va de año 2016, ha accedido una.

Asimismo, y dada la importancia de la educación y sensibilización social, Castilla y León cuenta con el ‘Programa de promoción del asociacionismo de personas mayores en el ámbito rural’, que incluye como uno de sus objetivos prioritarios potenciar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres mayores en todos los ámbitos de participación y sensibilizar sobre la igualdad de trato y la tolerancia cero ante la violencia.

Junto a esto, García ha destacado la importancia de la teleasistencia para procurar una intervención rápida en situaciones de emergencia por violencia de género. En este sentido, la Junta de Castilla y León ha aportado 2,76 millones de euros, a través del Acuerdo Marco 2015-2016, para financiar a las corporaciones locales este servicio de teleasistencia.

También se ha referido García a los acuerdos con distintos grupos profesionales como los jueces, los abogados y los profesionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para que conozcan los informes sociales sobre violencia de género, tengan un mejor conocimiento de la manera de trabajar ante estos casos y, en definitiva, se pueda agilizar los trámites para otorgar órdenes de protección a víctimas. A ellos se sumarán próximamente los trabajadores del Ministerio Fiscal.

Además, el modelo ‘Objetivo Violencia Cero’ cuenta con recursos específicos, como los centros de emergencia, el servicio de acompañamiento y orientación jurídica y social, y el servicio de apoyo psicológico, que cada vez son más utilizados por las personas mayores víctimas de violencia de género.

No hay comentarios

Dejar respuesta