Castilla y León confirma su recuperación según Pilar Del Olmo

La consejera de Economía y Hacienda ha asegurado que es bueno cerrar el pacto entre PP y Ciudadanos para acabar con la "incertidumbre" política

Pilar del Olmo durante una comparecencia ante los medios.

La formación o no de un nuevo gobierno tendrá una gran incidencia no sólo en la economía nacional sino también en la de Castilla y León, tal y como ha advertido hoy la consejera del ramo, Pilar del Olmo, quien confía en crecer este año por encima del 2,7% del PIB previsto pero muestra su “incertidumbre” respecto de un 2017 en el que, en caso de verse frustrada la investidura de Rajoy, tanto el Ejecutivo central en funciones como el resto de administraciones podrían verse abocados a prorrogar sus presupuestos.

“La formación de un nuevo gobierno es fundamental”, ha repetido en varias ocasiones Del Olmo como principal premisa para seguir por la senda del crecimiento, algo que, como así ha apuntado, se está produciendo en Castilla y León a tenor de los resultados de los dos primeros trimestres del presente ejercicio (el PIB interanual creció un 3,4% entre abril y junio) y que espera se confirme hasta el final del año.

Aunque este año Castilla y León “va muy bien y se está recuperando de la crisis económica”, lo que demuestran los más de 25.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo respecto del mismo trimestre de 2015, Del Olmo, en declaraciones recogidas por Europa Press, no se atreve a vaticinar que ocurriría en el cuarto trimestre de 2016 y, mucho menos, en 2017 si el PP y C’s no lograran formar gobierno y tuvieran que prorrogarse los PGE.

En tal caso, la titular de economía castellanoleonesa anticipa ya que “es fácil” que la Comunidad tuviera que hacer lo propio, dadas las dificultades para aprobar unos nuevos presupuestos ante la existencia de numerosos “condicionantes”, entre los que cita la fijación del objetivo del déficit, el techo de gasto, las entregas a cuenta o las transferencias finalistas.

En cualquiera de los casos, Del Olmo ha asegurado que el Ejecutivo autonómico trabaja en el escenario de la formación de un nuevo gobierno para tener preparadas sus cuentas a tiempo, “aunque eso no quiere decir que se vayan finalmente a presentar”, ha explicado la consejera, quien insiste en que en el supuesto de que los PGE se vieran prorrogados Castilla y León tendría que hacer lo propio.

Una oferta pública de empleo, complicada

“Ya lo hicimos en 2012 y no fue una buena experiencia”, lamenta Del Olmo, quien augura que en tal caso se vería afectada la actividad económica de Castilla y León como consecuencia del inmovilismo de unos presupuestos en gastos de funcionamiento que tendría su repercusión en términos de empleo.

Como botón de muestra, la titular económica recuerda que las plazas de la oferta pública de empleo para 2016 no se vería afectadas pero sería “difícil” que pudiera convocarse otra en 2017.

Por ello, Del Olmo urge la formación de un nuevo gobierno surgido del pacto entre PP y C’s, formaciones que incluyen la puesta en marcha de un nuevo modelo de financiación autonómica que, en principio, califica de “bueno” al partir de la premisa de que es necesario mejorar las partidas para servicios sociales, educación y sanidad.

“Si se quiere financiar mejor esos tres servicios habrá que hacerlo a través de las entregas a cuenta del nuevo modelo, no como hasta ahora. Sería un buen punto de partida”, ha sentenciado la consejera.

No hay comentarios

Dejar respuesta