SATSE critica la rapidez para imponer Unidades de Gestión Clínica

El sindicato criticó a finales de julio que la Consejería de Sanidad anunciara la puesta en marcha de estas unidades en pleno periodo estival

Una de las concentraciones de SATSE frente a las puertas de la Consejería de Sanidad.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León ha criticado a la Consejería de Sanidad por la rapidez para convocar una Mesa Sectorial de Sanidad, como un mero trámite para imponer Unidades de Gestión Clínica, aprovechando la época estival.

SATSE ya adelantó que esta maniobra malintencionada responde a un intento por parte de la Consejería de Sanidad para coger desprevenidos a los profesionales, especialmente a los de enfermería, reacios a formar parte de este modo de gestión que perjudica a sus condiciones laborales y profesionales.

El sindicato criticó a finales de julio, que la Consejería de Sanidad anunciara la puesta en marcha de estas unidades en pleno periodo estival, cuando la falta de profesionales en los centros sanitarios es evidente y mayor, al tratarse de un mes en el que en el ámbito de la sanidad y en toda la población, incluida la propia Administración, se disfrutan más vacaciones. SATSE, critica que en ciertos asuntos la administración parece no tener prisa y para la implantación de esta nueva forma de gestión, se ha convocado a los representantes de los trabajadores, después de haberse enterado por la prensa de la inminente implantación de estas 15 Unidades de Gestión Clínica, en tan sólo una semana, ya que esta Mesa Sectorial se celebrará mañana 9 de agosto.

La Gerencia Regional de Salud ya es conocedora de la reticencia de los profesionales, especialmente de las enfermeras, a formar parte de una Unidad de Gestión Clínica, tras los dos proyectos pilotos puestos en marcha en Zamora y Valladolid, que han supuesto un deterioro de las condiciones laborales y profesionales de las enfermeras que se adscribieron a ellos.

Los profesionales de estos dos proyectos pilotos han sufrido cambios de turnos y horarios, asignación de actividades que no tienen que ver con la cualificación de su categoría profesional y sus funciones profesionales, coacciones, y se están encontrando continuas dificultades para poder disfrutar de las vacaciones y días libres a que tienen derecho.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, se opone a este modelo de gestión clínica porque el contenido del Decreto que lo regula en Castilla y León va en detrimento de la profesión enfermera, su dignidad y su desarrollo profesional y ya ha anunciado e informado a los enfermeros afectados, sobre las implicaciones y perjuicios laborales y profesionales que este nuevo modo de gestión entraña para ellos, así como del camino que se abre hacia una futura privatización de la sanidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta