Bañarse con lentillas facilita la entrada de bacterias en la córnea

Los usuarios de lentillas deben adoptar algunas precauciones en esta época

El Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León (Coocyl) ha recordado a los usuarios de lentes de contacto que debe extremar la higiene para reducir la posibilidad de contagio de agentes infecciosos en zonas de baño.

Según han explicado en un comunicado recogido por Europa Press, la utilización de lentes de contacto durante el verano proporciona “ventajas” desde el punto de vista de la “calidad” de la visión, la “comodidad” e incluso la “seguridad” a la hora de practicar “la mayoría de deportes”, sin embargo, los usuarios de lentillas deben adoptar algunas precauciones en esta época, ya que son uno de los colectivos con más riesgo de padecer algún tipo de infección ocular en las piscinas.

La secretaria general del Coocyl, Ana Belén Cisneros, ha aseverado que bañarse en el mar o en la piscina sin gafas de natación puede ocasionar sensación de picor, escozor y ojo rojo, pero “si, además, se hace con lentillas, se facilita una puerta de entrada de bacterias hacia la córnea“, cuyas consecuencias pueden ser “muy graves” para el ojo.

Asimismo, ha explicado que en verano “también es interesante usar lágrimas artificiales con agentes humectantes” para hidratar los ojos, ya que el calor y el uso de aires acondicionados aumentan la sequedad.

De igual forma, la representante de la institución colegial ha aconsejado limpiar las lentes de contacto con el líquido recomendado por el óptico-optometrista todos los días al retirarlas de los ojos, y ha subrayado que es necesario “tener cuidado” con las altas temperaturas del verano “porque los líquidos pueden estropearse”.

No hay comentarios

Dejar respuesta