Se prevén unos 7.740.000 de desplazamientos en CyL en agosto

Las carreteras de Castilla y León con mayor intensidad de tráfico son en Castilla y León la AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66, N-620 y N-630

Retención de tráfico. /Europa Press

Tráfico pondrá en marcha desde las 15 horas de este viernes, 29 de julio, y hasta las 24 horas del lunes, 1 de agosto, un dispositivo especial para atender los 1,26 millones de desplazamientos de largo recorrido previstos por las carreteras de Castilla y León.

Este año, el día 1 de agosto coincide en lunes, hecho que provoca que durante todo el fin de semana y el lunes las principales vías soporten un importante número de desplazamientos, al coincidir en carretera los trayectos propios de un fin de semana de verano, con los que comienzan sus vacaciones y con aquellos otros que finalizan su periodo vacacional.

A estos movimientos hay que sumar la gran afluencia de vehículos magrebíes que atraviesan la Península hacia los puestos fronterizos de sus países de origen en la llamada Operación Tránsito.

Durante todo el mes de agosto, se prevé que se realicen 7.740.000 de desplazamientos en Castilla y León.

Los principales problemas circulatorios se presentarán en las salidas de las grandes ciudades y en las principales vías de comunicación de acceso a las zonas del litoral, tanto en la tarde del viernes como durante la mañana del sábado.

Las carreteras que pueden verse más afectadas son las de Madrid, Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, así como la A-6 y la A-1 de salida de Madrid. A última hora de la tarde noche, los problemas circulatorios se trasladarán a los lugares de destino.

Las carreteras de Castilla y León con mayor intensidad de tráfico son en Castilla y León la AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66, N-620 y N-630.

Para aminorar las posibles complicaciones que se puedan producir, Tráfico instalará medidas de ordenación y regulación del tráfico que favorecerán la circulación de vehículos en las zonas más conflictivas.

Para ello, se instalarán carriles adicionales, mediante conos, en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades y se restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones de masa máxima autorizada de más de 7.500 kilos en carreteras con especial intensidad circulatoria, en días y horas determinadas.

Además, la DGT ha diseñado recorridos en función del destino, para aquellos conductores que necesiten desplazarse de una zona a otra de la península y que no deseen pasar por el centro, que es el área que mayor número de desplazamientos genera.

No hay comentarios

Dejar respuesta