La salud estará presente en todas las políticas de la Junta

El cuarto Plan está dotado con 5.000 millones hasta 2020 y refuerza la vigilancia epidemiológica y prevé una unidad en genética clínica y detección neonatal de enfermedades raras

Herrera durante la presentación.

La salud estará presente en todas las políticas que ponga en marcha la Junta de Castilla y León, según se recoge en el cuarto Plan de Salud que, con horizonte hasta 2020 y casi 5.000 millones de dotación, se sustenta en cinco áreas y 340 medidas, tal y como ha presentado hoy el presidente del Gobierno autonómico, Juan Vicente Herrera.

Herrera ha destacado que la efectividad del derecho a la salud tiene también relación, por ejemplo, con los controles que realiza la Consejería de Agricultura en instalaciones de producción primaria de alimentos (12.300 actuaciones y 122.000 de vigilancia desde Salud Pública en industrias y establecimientos alimentarios en 2015) o con la labor de Fomento y Medio Ambiente en gestión de residuos, abastecimiento de agua potable, depuración o seguridad en carreteras.

Tras precisar que los factores medioambientales inciden en el 20 por ciento de los problemas de salud, el presidente de la Junta, encargado de inaugurar la Jornada de presentación del nuevo Plan, se ha referido también al papel del sistema educativo en la adquisición de hábitos saludables, de la Consejería de Empleo en la prevención de riesgos laborales o de Familia en lo relacionado con la Red de Protección a Personas y Familias en Riesgo de Exclusión.

Bajo los principios de “universalidad, visión integral, sostenibilidad, eficiencia, transparencia, participación y solidaridad”, el Plan contempla cinco áreas de actuación que comienzan con la equidad en salud a fin de evitar que las crisis se traduzcan en “peor salud”.

Por ello, según Herrera, el Plan aboga por mejorar la Red de Protección a fin de convertirla en instrumento ordinario “y no extraordinario en tiempos de crisis”, a lo que el consejero ha sumado los resultados de distintos estudios que muestran la incidencia que aspectos como el nivel educativo, la capacidad económica y el empleo tienen en la percepción de los ciudadanos sobre la calidad de su salud (a mejores niveles, mejor opinión).

Áreas de actuación

El presidente de la Junta ha situado como segunda área la protección de la salud, que además de englobar las actuaciones del resto de consejerías, contempla el incremento de la cartera de servicios de los laboratorios de Salud Pública.

El tercer pilar radica en la promoción de estilos de vida saludables, punto en el que el líder del Ejecutivo autonómico se ha referido a los “mejores datos” que la Comunidad presenta en consumo de tabaco o alcohol o en obesidad y sedentarismo, pese a lo cual el Plan contempla la creación, en colaboración con ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, de redes de Promotores Saludables y de una Red de Escuelas Promotoras de Salud.

Herrera se ha detenido en la Mejora de la atención a los problemas de salud prioritarios, cuarto apartado del Plan y que ahonda, por ejemplo, en enfermedades crónicas (los pacientes crónicos pluripatológicos complejos representan el 5,4 por ciento de la población pero acumulan el 20 por ciento de consultas de Primaria, el 59 por ciento de las hospitalarias y el 17 por ciento de las urgencias). En este punto se ha referido a la protocolización del proceso de atención integrada en el domicilio e implantación de un plan de cuidados de enfermería único.

En el campo de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, diabetes o cáncer, el objetivo pasa por mejorar su detección precoz y el control de los factores de riesgo con medidas como la completa implantación en la Comunidad del Código Infarto y del Código Ictus, la mejora de la detección y seguimiento de los pacientes con diabetes o la creación de una Red de Investigación Clínica Oncológica.

No hay comentarios

Dejar respuesta