Tudanca dirá “no” a una posible investidura de Rajoy ante Sánchez

Emergen diferencias entre dirigentes territoriales: de la "abstención mínima" de Vara a la apuesta de Armengol por intentarlo

Luis Tudanca, líder del PSOE de Castilla y León.
Luis Tudanca, líder del PSOE de Castilla y León.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, continuará este viernes su ronda de contactos con los dirigentes territoriales del partido, entre ellos el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, que, según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas, está citado a la reunión por la mañana.

Tras unos días de descanso después de las elecciones del 26 de junio, Sánchez comenzó este martes a recibir en la sede del partido a los ‘barones’ del PSOE, para intercambiar opiniones sobre el escenario político antes del Comité Federal del sábado.

Y, aunque ha mantenido conversaciones estos dos días, el grueso de los dirigentes territoriales acudirá a Ferraz el próximo viernes. En espera de marcar una hora para el encuentro con Díaz, esa jornada ya se han cerrado ocho reuniones.

En concreto, está previsto que por la mañana se vea con el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que en un principio iba a acudir el miércoles; con los líderes del partido en Castilla y León, Luis Tudanca, y Murcia, Rafael González Tovar, y con la presidenta de la gestora del PSOE de Galicia, Pilar Cancela.

Ya por la tarde se espera que acudan los presidentes de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; Asturias, Javier Fernández, y Aragón, Javier Lambán, así como la vicepresidenta de Cantabria, Rosa Eva Díaz Tezanos. Además, en un principio se preveía que acudiera la presidenta de los andaluces, aunque, por el momento, fuentes de Ferraz aseguran que no se ha cerrado la hora.

Algunos no se cierran a una abstención en el último minuto

Una vez termine su ronda, Sánchez conocerá de primera mano la opinión de sus dirigentes, entre los que ya se están viendo diversidad de pareceres.

Aunque todos los que ‘barones’ defienden que de la reunión del sábado saldrá un ‘no’ a la investidura de Mariano Rajoy, existen matices en el escenario que se abriría entonces y sólo la presidenta de Baleares, Francina Armengol, apuesta con claridad por que el PSOE intente una mayoría alternativa, una posibilidad que tampoco descarta el líder del PSC, Miquel Iceta.

Mientras tanto, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y las líderes del partido en Euskadi, Idoia Mendia, y Madrid, Sara Hernández, no han cerrado la puerta a que los socialistas puedan abstenerse y evitar unas nuevas elecciones.

Mendia no descartó esta posibilidad cuando se le preguntó expresamente y apuntó que una nueva reunión del Comité Federal sería el lugar idóneo para adoptar “una decisión de calado”. Hernández tiró de ironía al asegurar que entre las “muchas cosas” que los socialistas pueden hacer no está la de “adivinar el futuro” y Puig ha señalado que “no hay que correr más que el futuro”.

El presidente de los valencianos, que ha acudido este miércoles a Ferraz, ha respondido así cuando se le ha planteado si los socialistas podrían abstenerse para desbloquear la situación en último término. “El futuro llega y cuando llegue será el momento de tomar nuevas decisiones”, ha añadido.

Armengol: La abstención sería “traicionar” a los votantes

En cambio, Armengol ha defendido que el PSOE no se puede abstener “ni ahora ni después” porque sería “traicionar” a sus votantes y ha subrayado que antes de ir a terceras elecciones hay otra posibilidad y es que Sánchez intente formar gobierno.

Por su parte, Iceta ha abierto aún más el abanico de posibilidades, insistiendo en que, en cualquier caso, si el PP no lo consigue, el líder del PSOE no puede “cruzarse de brazos”. Y entre esas opciones que se abren, ha remachado, puede estar la de volver a dar un paso al frente para buscar una mayoría alternativa.

Estas dos posturas distan mucho de la del presidente de Extremadura, quien ha propuesto una “abstención mínima” con los diputados estrictamente necesarios para que salga adelante.

En el caso de Castilla y León, la secretaria de Organización, Ana Sánchez, parafraseó ayer a Luis Tudanca en su “no es no” y en el no a un Gobierno del PP y de Mariano Rajoy. “Ni por activa ni por pasiva”, ha añadido Sánchez, quien apeló a la “propia esencia del PSOE” para explicar esa negativa a un nuevo Ejecutivo del PP.

Según explicó la secretaria de Organización del PSOE en Castilla y León, los representantes socialistas en las nueve provincias de la Comunidad tienen “claro” ese no a un Gobierno del PP y de Mariano Rajoy por lo que apeló a una “posición unánime” en el Comité Federal que se celebrará este sábado, donde los socialistas castellanoleoneses acatarán las decisiones que se adopten a nivel nacional.

Sánchez no hablará hasta el sábado

Mientras tanto, habrá que esperar al sábado para conocer la postura de Pedro Sánchez, que no ha vuelto a pronunciarse en público desde la misma noche electoral. Ese día, felicitó al PP por su resultado y subrayó que el PSOE era la fuerza más importante del cambio, sin aclarar cuál iba a ser su hoja de ruta.

Sin embargo, el escenario pareció más despejado tras la reunión de su Ejecutiva, el día 27 de junio. El portavoz parlamentario de los socialistas, Antonio Hernando, fue el encargado de comparecer ante los periodistas para explicar la posición del partido: “El PSOE estará donde nos han puesto los ciudadanos, que es en la oposición”.

Hernando subrayó que es el PP el que tiene que “echar cuentas” y avanzó que los socialistas no le apoyarán, tampoco con una abstención, aunque se negó a valorar las “muchas hipótesis” que se pueden hacer en este momento, porque dependerá de “la decisión que tome el partido más votado”. Eso sí, apuntó que el cambio en España está más lejos que el 20D.

No hay comentarios

Dejar respuesta