Discurso íntegro de Pablo Fernández en el Debate de Política General

Intervención del portavoz del grupo parlamentario de Podemos

Fernández conversa con De Santiago Juárez antes del arranque del Debate sobre el Estado de la Comunidad

I.- INTRODUCCIÓN.-
Sra. Presidenta, Señorías.

Las personas lo primero, lo primero la gente,  esta máxima sigue presidiendo nuestra hoja de ruta un año después de nuestra entrada en estas Cortes. Bajo esa premisa se desarrollará toda mi exposición en el debate sobre el estado de una Comunidad que puede definirse en tres palabras: TIERRA DE PRECARIEDAD.

Y es que en esta mirada retrospectiva a hechos, disposiciones, programas y objetivos, en este análisis de los asuntos que conciernen a la ciudadanía de Castilla y León, – es muy difícil retraerse a los acontecimientos negativos que a lo largo del último año han afectado de forma profunda a las Instituciones de la Comunidad.  Olvidar que se han producido, que han conmocionado a nuestra sociedad, por más que a los mismos se les haya intentado fijar, limpiar y dar brillo con explicaciones no convincentes, argumentos vacuos  y exégesis. Pero están ahí, un largo rosario doloroso, un viacrucis que el Gobierno de esta Autonomía ha intentado sobrellevar o capear con ánimo sufrido y perseverante  posición tancredista: la Trama delas Eólicas, las dificultades de las Comisión de Investigación lastradas y condenadas por un Reglamento de las Cortes  que nadie salvo Podemos ha querido modificar, La Perla Negra, las reiteradas sentencias sobre la ilegalidad de la Ciudad del Medio Ambiente, los oscuros sobrecostes del Hospital de Burgos y así un largo y casi interminable ecétera.

Sí, difícil es pasar por alto los fracasos de la Ordenación del Territorio que el Gobierno del Sr. Herrera pactó con el PSOE, (proyecto puesto en cuestión por Diputaciones y Ayuntamientos), y doloroso olvidarse de las consecuencias negativas que para las gentes de Castilla y León  supuso el fiasco que representó la paralización de las Oposiciones de Enfermería.

Y ante toda esta suma de hechos alarmantes y perturbadores hemos asistido afligidos  a la no asunción de responsabilidades como consecuencia de la gestión de alguno de esos incidentes,por parte de ciertos miembros del Gobierno de la Junta de Castilla y León.

En el arcón que contiene los avatares de este último año también es imposible no dejarse llevar por los interrogantes de cuantos procesos y movimientos provienen de Europa –ahora más que nunca convertida en la ovalada caja de Pandora- al menos en lo que concierne a tres ejes fundamentales que afectarán asimismo a esta Comunidad. Uno, la decisión británica con respecto a su no permanencia en la Unión Europea, un desafío sin precedentes que lamentablemente hiere el proyecto común y pone de manifiesto el fracaso de determinadas políticas neoliberales que solo auspician austeridad y recortes, y que han causado una brecha dolorosa entre el norte y el sur de Europa, que deberían hacer que nos replanteásemos de forma profunda el desatinado y deshumanizado rumbo de la Unión.

Dos, la helada vergüenza que proporciona las degradantes decisiones adoptadas con los refugiados que proceden de las zonas en conflicto, encerrados en guetos y expulsados más tarde como mercancía de ganadería trashumante, pagando a terceros un precio para que no nos moleste su miseria, su dolor y sus heridas. Y Tres, lo que hemos conocido recientemente del TTIP y la posición de suma debilidad del proyecto europeo frente a la `pérdida de derechos que –por cuanto conocemos hasta la fecha- representa su aceptación. Un TTIP que acarrearía funestas consecuencias para nuestra comunidad, en todos sus sectores pero especialmente en el primario, un tratado ante el que nosotros mostramos nuestra oposición sin ambages y al que lamentablemente en esta cámara, precisamente ante una iniciativa planteada por Podemos, prestan su apoyo el PP y su hermano menor por acción y el Psoe , por omisión(aún nos duelen las palabras del señor Izquierdo diciendo que el Psoe quiere un buen TTIP, entérense, el problema es el TTIP en sí mismo)

Y es difícil de igual modo, no hacer referencia al resultado electoral en España del pasado 26 de junio y sus consecuencias futuras para nuestra Comunidad, ya que después de los últimos 4 años de mayoría absoluta del PP, en los que en Castilla y León sufrimos especialmente al ministro Soria y su condena a las cuencas mineras, padecimos la ley Montoro que lastra a nuestros ayuntamientos y en los que no se modificó ni una coma de una ley de financiación autonómica que nos perjudica de forma muy grave, Por desgracia parece que ahora nos vemos abocados a seguir siendo una Comunidad Autónoma de segunda categoría si continúan gobernando los populares.

Obviando lo exterior –aunque determine en su momento respuestas y decisiones internas en nuestra Comunidad- voy a hacer un esfuerzo por situar el análisis de cómo se encuentra nuestra Autonomía y los efectos que a esta fecha su situación provoca en la gente que vive en Castilla y León.

No es fácil hablar de todo y de toda Castilla y León en el tiempo que tenemos asignado. Por ello he elegido el esquema, que el Sr. Herrera ha utilizado en otras ocasiones en estos debates: La realidad económica, LaRealidad Social y La Realidad Institucional. Intentaré hacer un recorrido por áreas pidiendo al Sr. Herrera que nos centremos en los datos que se van a desgranar, para así conocer la postura de la Junta de Castilla y León sobre los mismos.

2.- ANÁLISIS DE LA REALIDAD DE CASTILLA Y LEON.-
2.1.- Realidad Económica:
Castilla y León creció en 2.015 el 2,9 % del PIB según los datos del conjunto de las entidades económicas y financieras de Castilla y León.

El PIB de la Comunidad Autónoma era de 54.057millones de euros al finalizar 2.015, lo que la sitúa como la 7ª economía de España por volumen de PIB. Per cápita, el volumen del PIB en Castilla y León en 2.015 fue de 21.922euros frente a los 23.300 euros de PIB per cápita en España. Es decir un 6 % menos. Es estas cuestiones Castilla y León siempre en el vagón de cola.

En materia salarial, también lideramos clasificaciones negativas, somos la segunda comunidad de todo el país en la que más han caído los salarios desde el 2010, con una incidencia directa de precariedad en el futuro de las personas que los perciben y el daño colateral de unas pensiones que como consecuencia de ello también serán más bajas.

Teniendo en cuenta, además, que la mitad de la población de Castilla y León , las mujeres, están soportando en el ámbito laboral las consecuencias más duras de la crisis, como es el incremento de los niveles de desempleo, y  salarios más bajos que la media de España. Y es que en nuestra comunidad asistimos consternados a la infamia de comprobar que las mujeres castellanas y leonesas tienen el salario un 25,45 % menor que el de los hombres en todos los sectores de la actividad económica, perpetuando así a tiempos venideros ese plus de desigualdad, ese doloroso sambenito que condicionará a futuro pensiones más bajas , abocando al empobrecimiento de una parte de la población que, no olvidemos, representa el cincuenta por ciento de la ciudadanía de Castilla y León. 57 días al año trabajan gratis las mujeres castellanas y leonesas en comparación con los hombres, lacra y vergüenza que debería sonrojarle señor Herrera, y usted permanece impávido. Esa es el nivel de su gestión, nuestro grupo seguirá teniendo como prioridad revertir esta injusta realidad , cuando gobernemos no dude que pondremos todos los medios necesarios para acabar con esta lamentable y penosa situación.

Por otra parte, Los datos aportados por el CES nos muestran que en Castilla y León ha descendido en un 3,4 % el salario medio en el periodo 2.013-2.014 mientras que en España esa relación ha supuesto un descenso del 0,6 %. Otro puesto de cabecera que debiera avergonzarnos y hacerles recapacitar muy seriamente.

Y además este dato es trascendente por cuanto nos indica la capacidad de gasto de las personas que viven en Castilla y León y cómo puede ser su participación en la deseada y hasta ahora ficticia recuperación económica a través del consumo. Los datos hechos públicos recientemente por el INE sobre los resultados del Comercio Minorista en Castilla y León, ámbito crucial en nuestra Comunidad que concierne mayoritariamente a los Autónomos –aunque también a las grandes superficies- nos indica que el índice sobre la Tasa Anual de Ventas es del 5,3. Un 1,1 puntos inferior a la media de España, que se ha situado en el 6,4. El comercio interior, el que nos da la perspectiva del consumo, el que nos indica la capacidad que tiene la ciudadanía de inversión en gasto corriente, no crece al mismo ritmo que en el resto de España. Y es debido a que, entre otras circunstancias, el poder adquisitivo de castellanos y leoneses es inferior al del conjunto de España. Y sin consumo interno nuestras pymes y autónomos se ahogan, sin que desde su gobierno muestre la más mínima preocupación por ellos…

Esta misma información nos señala que el empleo generado también sigue los mismos derroteros pesimistas. Que en Castilla y León de lo bueno siempre andamos más escasos que en el resto del país, pues la generación de empleo en este sector, en el comercio minorista, y en función de la Tasa Anual de Ocupación, se ha situado en el entorno del 0,8 mientras que la media del estado está instalada en el 1,5. Corolario: Menos salario, menos consumo, menos empleo. Un círculo vicioso en el que nos ha instalado la elección de una determinada política económica y laboral. La del gobierno del Partido Popular en España y la del gobierno del Partido Popular en Castilla y León. La política que dimana de una ideología neoliberal, que solo acarrea austeridad, y recortes, que considera a las personas como simples recursos humanos, que define en 4 palabras las catastróficas consecuencias a la que nos ha conducido su devota aplicación en nuestra comunidad , PARO POBREZA PRECARIEDAD Y DESPOBLACIÓN.

Al crecimiento económico que se vende magníficamente en macroeconomía y a las alabanzas que genera en determinados ámbitos la gestión y aplicación de políticas restrictivas a ultranza, se opone como un muro tétrico e insalvable el contrapeso de la generación simultánea de familias cada vez más pobres, familias con enormes dificultades para llegar sin números rojos  a final de mes, familias que han cruzado el Rubicón de la verdadera pobreza, de la exclusión social. Unos pocos datos de referencia: 150.000 personas en Castilla y León no han podido en este invierno mantener en su vivienda una temperatura adecuada. (55.000 más que en el año 2.010). En el periodo de los últimos doce meses –en los que se ha aseverado, ensalzado y alabado la recuperación económica que tanto se nos dice queadmira la línea liberal más dura de Europa- más de 125.000 castellanos y leoneses han tenido retrasos continuados y severos en el pago de gastos no superfluos relacionados con su vivienda: la hipoteca o el alquiler, el recibo del gas, la comunidad de vecinos con los complementos esenciales que conlleva.

Ha bajado el paro en Castilla y León en mayo, sí. Un 4,08 % en relación al mes anterior y un 8 % respecto al año 2.015. Excelente. A priori una buena noticia. Algo a lo que agarrarnos con alegría. Pero si estudiamos los datos que subyacen en ese porcentaje observamos también otra cosa. Que cuando se vanaglorian de los datos del paro hay truco, política de trampantojo señor Herrera. Y es que El 93 % de los contratos generados son eventuales, empleos temporales que no permiten un proyecto digno y tranquilo de vida ni expectativas de mejora a futuro. Con salarios que para el 35 % de los trabajadores y trabajadoras no les permite llegar a fin de mes sin angustia. Y además está esa parte alícuota en el descenso de parados que remarca la salida de nuestros paisanos y paisanas de nuestra Comunidad en busca de otros horizontes laborales. Recordemos –por mucho que les duela- que han sido 22.738 en el último año, 88.000 en el último lustro. Algo que hace que la población activa también descienda en este último trimestre en un 0,43 %. Traducido en crudos números 6.575 personas menos de Población Activa entre los meses de diciembre de 2015 y 1 de junio de 2.016. (10.100 personas ocupadas menos en 2.014. 12.235 personas menos en 2.015). Suma y sigue.Es el angustioso resultado de su ideología neoliberal.

Reconociendo que el desempleo baja en Castilla y León en los dos últimos meses (ya veremos en septiembre cuando finalice el ciclo veraniego) nos parece necesario destacar que este hecho va consustancialmente ligado al drama de la despoblación, al hecho cierto de que nuestra gente se marcha de aquí en busca de otras soluciones que su gobierno, que la Junta de Castilla y León, es incapaces de facilitarles.

Nuestro grupo parlamentario ya ha intentado abordar este asunto en las Cortes con la aprobación por el Pleno de una Moción que presentamos el pasado 2 de Diciembre de 2015 y  que planteaba medidas muy concretas que podían ayudar a paliar este terrible problema…

Y mi pregunta es, ¿cuándo se van a dignar a poner en marcha dichas medidas? Aun no conocemos la voluntad política de implementar en sede parlamentaria este contenido. Y a nuestro grupo le parece que este retraso es un incumplimiento grave pues nos enfrentamos al desafío más importante que ha tenido esta Comunidad en muchos años.

Y le recordamos, Sr. Herrera, que esta situación, agravada con el escenario que propicia la crisis económica, si bien nos iguala a otros lugares y comunidades de Europa que sufren también la lacra de la despoblación, no es menos cierto que hoy en día muchos de ellos son perceptores de Fondos Europeos específicos (los denominados ITI, Inversión Territorial Integrada). En Castilla y León no los recibimos, algo con los que si cuentan Teruel y Cuenca. Y recordamos aquí que el Partido Popular no quiso apoyar la solicitud de ITI para la provincia de Soria, cerrando por tanto la posibilidad de recurrir á los fondos europeos. Esta sí es responsabilidad de la Junta y por tanto de su Presidente.

Volviendo a las cifras de desempleo en nuestra Comunidad, recordamos que el pasado 17 de mayo ya preguntamos en el Plano sobre la opinión del Señor Herrera respecto a la diferencia negativa entre la Cobertura de Desempleo en Castilla y León y la que se da en España, menos negativa. Pues bien, los datos que hemos conocido en Junio son aún más desesperanzadores.

Los desempleados, los que no tienen propuestas de empleo, también carecen de prestaciones estatales en un porcentaje del 56,5 %., siguiendo así la senda de aumento que ya pusimos de manifiesto en nuestra pregunta al presidente,, descendiendo tanto las prestaciones contributivas como las no contributivas, haciéndose así –desde nuestro punto de vista- más evidente y dramático lo que ya dijimos. A esta fecha 109.145 personas carecen de cobertura de desempleoen Castilla y León.  Cuando formulamos la pregunta era de 105.000 personas. Nuevamente, suma y sigue.

Por otra parte el tipo de senda elegida para salir de la crisis, la fórmula de recuperación que se ha impulsado, que se impulsa, desde el Partido Popular y por ende desde la Junta de Castilla y León tiene también sus trampas soterradas: El déficit, el Endeudamiento y los Compromisos nocumplidos con la ciudadanía.

Veamos. El año 2015 finalizó con un déficit del 1,33 %, casi un 100 % por encima del marcado y comprometido por el Sr. Herrera (estimado entonces como el 0,7 % del PIB). En Diciembre de 2.015 la Comunidad de Castilla y León debía 10.557 millones de €. Comparando este dato con el del año 2.014 nuestra deuda ha crecido en 1.198 millones. Esta cifra supone que la Deuda en 2.015 alcanzó el 19,40 % del PIB de Castilla y León, es decir, 1,80 puntos respecto a 2.014 en el que la deuda representó el 17,60 % del PIB.

Trasladando estas cifras al dato de deuda per cápita en Castilla y León tenemos que ésta en el año 2.015 fue de 4.315 euros por habitante, mientras que en el año 2.014 fue de 3.786 €, lo que representa un incremento de 530 € por habitante. Pero aun más interesante es dirigir una mirada hacia atrás, a años anteriores, para ver la evolución a largo plazo de la deuda. En 2.005 la deuda per cápita era de 717 €. Y esta circunstancia si es relevante por el efecto contrario que señalábamos al principio. Sí influye el hecho de que en esta Comunidad seamos 88.000 personas menos en los últimos  años. La Deuda la pagamos entre menos personas.

Como podemos ver el tipo de política económica propuesta y desarrollada, que llevaba inherente a ella ajustes en la función pública, ajustes en la educación, ajustes en sanidad, ajustes de paralización del cumplimiento de la Ley de Dependencia…  no ha conseguido el objetivo de control del déficit ni tan siquiera de la deuda, que en estos momentos representa algo más del 100 % del Presupuesto de la Comunidad para el presente ejercicio. Si precisamente la reducción del déficit y de la deuda era el fin superior, el bien supremo de las políticas proyectadas, el objetivo que justificaba todos los recortes, todos los sacrificios personales y colectivos no se ha conseguido, ¿cómo sejustifican ustedes, su gobierno, ante la ciudadanía de esta Comunidad? El fracaso de sus políticas es evidente.

Pueden poner todos los focos, flores y medallas en aquellos aspectos en los que esta Comunidad parece que levanta la cabeza para respirar con cierta tranquilidad. Pero convendrán conmigo que una mirada objetiva y sincera al estado de nuestra Autonomía, una mirada que no obvie y margine la realidad social de ese número tan importante de convecinos de Castilla y León que a día de hoy lo están pasando muy mal, cuya cifra produce frío y vergüenza, encontrará un memorial hosco y desalentador: Descenso de la población y como consecuencia descenso de la población activa. Salarios por debajo de la media española. Incrementos medios por debajo de la media española en las ventas del comercio minorista y en el empleo que se genera en ese sector. Descenso del desempleo, sí, pero con más del 93 % mediante contratos de precariedad con una perspectiva no muy superior a un mes, imposibles para generar una vida estable. Descenso en el número de personas que tienen derecho a cobertura de desempleo.

Y tomando datos del informe de Cáritas, Organización No Gubernamental que evidentemente no les parecerá sospechosa, vemos que un 7 % de familias de esta Comunidad tienen todos sus integrantes en paro, 2,5 puntos más que en el año 2009 y que al día de hoy La Tasa de Hogares sin ningún tipo de Ingresos se ha incrementado en un 44,2 % en relación a 2.009. Casi 6 puntos por encima de la media de España.

Esta es la senda de recuperación por la que el Partido Popular y la Junta de Castilla y León han apostado. Vía que deja en exclusión casi al 20 % de la población de Castilla y León. Y todo ello sin cumplir la escusa con las que se pusieron en marcha sus medidas: El Control del déficit y la rebaja de laDeuda. Su política neoliberal, sus adorados recortes y austeridad, han demostrado ser no solo demoledores para nuestra población, sino también ineficaces e ineficientes.

Me dirán rápidamente que en España existen otras comunidades que puede que estén peor que nosotros. Pero claro, estamos hablando del estado de la Comunidad de Castilla y León y el parvo consuelo de que otros estén peor no nos sirve, por lo menos a PODEMOS. Y estamos seguros que tampoco a los miles de castellanos y leoneses que hoy lo están pasando mal. No, no nos sirve. Esta recuperación no nos sirve. Ni a nosotros ni a ellos que son nuestra mayor preocupación, al contrario que la suya señor Herrera.

2.2.- El denominado aspecto Social. Educación, Sanidad y Servicios Sociales.-
Como premisa queremos puntualizar una expresión que la Junta de Castilla y León usa reiteradamente  alardeando de ella, tanto en esta Legislatura como en las anteriores. Que dedica casi el 80 % del gasto no financiero a la política social, al gasto social. Pues bien, más allá de la discusión sobre la dedicación real del mismo habría que preguntar ¿A qué leiban a dedicar sino? La Comunidad de Castilla y León es la que tiene las competencias específicas en estos temas. No tenemos competencias en Policía, no tenemos competencias en Defensa, no tenemos competencias en Justicia ni en el régimen penitenciario. Entonces… ¿En qué proyectos lo íbamos a gastar? Se dedica el 80 % del gasto a esos Servicios porque ese es el marco económico en el que está inscrita la actividad básica de gobierno. No se haga trampas al solitario , señor Herrera- y a nosotros ese 80 % nos parece del todo insuficiente, por ello queremos blindar un suelo de gasto social en el Estatuto de Autonomía, para defender nuestros servicios públicos, para defender a nuestra gente.

Comenzando por la materia Sanitaria, la accesibilidad al sistema hecho que debería ser meramente coyuntural, ha devenido en un factor estructural (algo que ya pusimos de manifiesto en las Cortes con la Interpelación correspondiente a esta materia) Los datos que ustedes nos ofrecen (seguro que en números son más) nos sitúan en un plano en el cual desde el año 2.012 las listas de espera siguen una línea general y uniforme: en torno a 33.000 personas están esperando a ser atendidas en las diferentes especialidades con una media de espera de 85 días. Pero es que además hay en torno a 2.500 personas todos los años que esperan para ser atendidos un año o más. Este hecho es el que convierte en estructural un problema que antes no lo era, pues los picos que se producían eran de forma esporádica  o por una coyuntura concreta. Hoy es ya un elemento que se integra en nuestro sistema como si fuera una realidad inherente a él cuando su definición es la de una anomalía funcional. Y esto es una consecuencia que dimana de una decisión de hacer determinada política sanitaria. La ciudadanía tiene dificultad de acceso a la sanidad por el determinado tipo de gestión que ustedes llevan a cabo. Que se agrava en verano cuando se cierran plantas y se suprimen camas en el conjunto del sistema hospitalario.

Por otra parte, y referido a este sistema, vemos que se produce una falta de homogeneidad entre los 14 Hospitales de la Comunidad, lo que contradice el principio de igualdad de los castellanos y leoneses en función del lugar donde residan.
Pero no es sólo en atención especializada sino también en Atención Primaria donde la petición de citas se demora en algunos casos hasta una semana. Algo que contradice las loas sobre el funcionamiento de este servicio esencial. Y este retraso no es atribuible a la magnífica plantilla de profesionales de los que dispone la Sanidad Pública sino a la gestión que realizan las personas designadas por la Junta.

Además la accesibilidad al sistema también está condicionada en gran manera por el lugar de residencia, ya sea el Medio Rural, El Medio Urbano o el Semiurbano (como son las cabeceras de Comarca).Un infarto en muchos de nuestros pueblos tardaría más de una hora en ser atendidos hospitalariamente, tiempo a todas luces incompatible con un buen pronóstico e incompatible en muchos casos con la continuidad de la vida del paciente. Sin embargo la población que vive en las ciudades reduce a la mitad o incluso a la cuarta parte las opciones de atención y por lo tanto aumenta las opciones de vida respecto al medio rural. Esto es algo insoportable, incomprensible, insufrible…algo que está acaeciendo en nuestra comunidad como consecuencia directa  de su mala gestión.

Y si lo señalado no fuera ya suficiente para redoblar esfuerzos y mejorar radicalmente determinadas gestiones directivas emanadas de planteamientos políticos, debemos citar la falta de respuesta a la reiterada petición de la sociedad en cuanto a la necesaria instalación de Aceleradores Lineales para el tratamiento del Cáncer, o el cierre de camas y plantas completas en hospitales durante la temporada estival, o el colapso continuo en Urgencias,  la pérdida de material de diagnóstico, o la aciaga gestión respecto al Hospital de Burgos… Todo ello ejemplos de la regresión que sufre nuestra Sanidad a raíz de las diferentes reformas legislativas implantadas para tirar por la borda la universalidad de un sistema que ha sido puntero en el mundo, y un ejemplo para muchos países.

Para finalizar este apartado expongo a su consideración tres situaciones –de las que nos hemos hecho eco consciente- que nos muestran el estado dela gestión de la Sanidad hoy en nuestra comunidad. “El personal de recepción de Urgencias nos negó la posibilidad de atender a nuestro hijo aludiendo a problemas de validez de nuestras tarjetas sanitarias. Sólo después de firmar un documento en el que nos comprometíamos a pagar los gastos de la visita nos pasaron a la sala de espera”. Si, esto pasa en Castilla y León. “Soy estudiante y tengo 21 años; no me han querido dar la tarjeta sanitaria europea porque mi madre tiene un trabajo temporal”. Una virtud desconocida de los trabajos temporales que para nuestra verguenza se da en Castilla y León. “Me negaron la tarjeta sanitaria europea dándome un documento por 90 días. Además me informaron de que ya no tengo derecho a la Sanidad en España puesto que soy mayor de 26 años y ya no figuro dentro del seguro de mi padre”. Señorías, esto pasa en Castilla y León, esto sucede en nuestra Autonomía. Consideramos que esta gestión es el resultado de los esfuerzos del Partido Popular y de la Junta de Castilla y León para reducir cada vez más el carácter público de este derecho que tanto nos costó conquistar hace años. Y ante estas tropelías nos tendrán enfrente, inmarcesibles en nuestra defensa de una sanidad pública universal y gratuita.

No menos dificultades se detectan en el ámbito de la Educación. En un curso cuya característica principal ha sido la nefasta aplicación de la LOMCE vemos que en el ámbito de las Enseñanzas de Régimen General, según los datos suministrados por el Gobierno de esta Comunidad, se han perdido 3.532 alumnos con respecto al curso 2.014/2.015, en su gran mayoría provenientes de la escuela pública. ( el 91,59 % de los alumnos que han dejado de estar  en la Enseñanza de Régimen General  proceden de la escuela pública mientras que el 8,41 % es de la privada). Ello conlleva que sean los centros públicos los que se cierran. Los últimos conocidos que han corrido esta suerte son la Escuela Infantil de San Cebrián de Campos, la de Villamoronta y los CEIP de Monsagro y Santa Croya de Tera.

Tenemos uno de los mejores servicios de educación pública reconocidos por todos los sectores que dispone de una plantilla de profesionales que, por su formación y dedicación, se encargan de que haya un número muy elevado de alumnos que sacan adelante sus estudios. Pero parece ser que son el  Partido Popular y el Gobierno de la Junta quienes no apuestan por un mayor impulso a esta realidad.

Los recortes habidos en este ámbito han conducido a la falta de sustituciones de las bajas de los profesionales. Se ha incrementado el ratio en las aulas. Las evaluaciones, las llamadas Reválidas,  han generado más conflicto que beneficios para los alumnos. La desaparición del apoyo a asignaturas de humanidades –conocimientos clave para la cultura de las personas- genera una formación encaminada solamente al empleo y no a una formación integral. El mismo Procurador del Común denuncia la existencia de centros gueto en Castilla y León. Los Sindicatos denuncian la desaparición de los intérpretes de Lengua de Signos que dejarán de prestar servicios en los Centros Públicos de la Comunidad (33 trabajadores y más de 80 alumnos con necesidades educativas especiales). Y la escusa fundamental utilizada para justificarlo es el abandono escolar, aunque los datos facilitados por el CES dan ratios parecidos al año 2.014 (un 16,5 %).

De igual manera, en la Enseñanza Universitaria hemos perdido fuerza en cuanto al número de alumnas y alumnos matriculados. En el Curso 2.015/2.016 –datos de la Junta-  se han matriculado 2.480 personas menos que en el curso 2.014/2.015. Desde el curso 2011/2012 al curso 2015/2016 las Universidades de Castilla y León han perdido una media del 5,5 % de alumnos.

Pero, oh casualidad ¡,  han sido las universidades públicas las que más han perdido en esta reducción de matriculaciones: 9.779 alumnos/as menos. Y, que casualidad también, que hayan sido las Universidades privadas las que más han ganado en matriculaciones: casi 5.000 estudiantes, un incremento en el periodo 2011/2016 del 56,5%. Y no podemos por menos de preguntarnos, ¿Tendrá esto algo que ver con el reconocimiento de mayor número de titulaciones en el ámbito privado? ¿Tendrá algo que ver con el apoyo explícito del Partido Popular y la Junta de Castilla y León al ámbito privado? La respuesta incontrovertible es así, asistimos al  ejemplo paradigmático de como el Partido Popular quiere acabar con lo publico, arrinconarlo, para dejar expedito el camino a lo privado. Y nosotros vamos a trabajar con denuedo para revertir esa situación porque la educación púbica y de calidad, está grabada a fuego en el frontispicio de nuestro programa.

Y es que nos encontramos ante una paradoja incomprensible. Siendo –según el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes-  las tasas universitarias uno de los instrumentos necesarios para competir en este desafío Universidad Pública/Privada, vemos que en nuestra Comunidad éstas son las terceras más altas de España, por detrás de Cataluña y la Comunidad de Madrid. Hasta un 27 % más elevadas que la media de todas las Universidades Españolas en estudios de Grado y de Master. ¿No es este otro impedimento más para que nuestra población joven pueda acceder a la formación necesaria que coadyuve al desarrollo futuro de Castilla y León? ¿Cómo se van a quedar los jóvenes en nuestra tierra? ¿Esas son sus brillantes ideas para fijar población?

Frente a su neoliberalismo también es esta trascendental materia, nuestra apuesta es clara y sin fisuras por una Educación PUBLICA Y DE CALIDAD, ya que la educación es el pasaporte al futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy. Por ello queremos que todos y todas tengan las mismas oportunidades de prepararse.
Y es que parafraseando a Nelson Mandela ” La educación es el instrumento más poderoso para cambiar el mundo”

En cuanto a la Renta Garantizada de Ciudadanía, en mi réplica espero tener tiempo para exponerle algunas consideraciones que estimo son vitales para evidenciar las lagunas del Proyecto de Ley que han presentado.

2.3.- La realidad Institucional.-
Las Instituciones constituyen el instrumento fundamental de que dispone la ciudadanía para desarrollar la participación y ejercer la democracia, conjugando el gobierno y el desarrollo competencial que nos provee el Estatuto de Autonomía con el control en las Cortes de Castilla y León de este ejercicio, así como la confrontación política de las diferentes visiones, sensibilidades y proyectos de sociedad que la ciudadanía ha elegido para su representación.

Es un hecho indiscutible que nuestras Instituciones deben mejorar su funcionamiento, asumir las nuevas realidades que propician los cambios políticos y sociales. Ser profundas pero transparentes. Que los ciudadanos puedan percibir lo que en su provecho dimana de ellas. Fórmulas y medios existen y están al alcance de la mano. Y estos cambios exigen prontitud de acción. Voluntad de realizarlos sin dilaciones partidistas.

El nudo gordiano de esta cuestión es sin duda el Reglamento de las Cortes.Un reglamento obsoleto, arcaico, caduco, que no responde a la realidad del actual del arco parlamentario, y lo que es peor, que impide a los grupos de la oposición realizar su trabajo, constriñéndonos, limitándonos, atándonos en demasiadas ocasiones de pies y manos, permitiendo atropellos democráticos como el que el Partido Popular sea juez y parte en las Comisiones de Investigación. Saben bien que el único grupo parlamentario que ha clamado de forma insistente y pertinaz por su reforma es Podemos, ante la pasividad y desidia del resto. Conocen también que a instancias de nuestro grupo se creó una comisión de trabajo para su reforma que lleva meses parada pese a nuestras reiteradas solicitudes en las juntas de portavoces, encontrando por respuesta la apatía y desgana en los otros grupos.

Está muy claro que al PP no le gustan los cambios, pero he de recordarles que pese a que tengan a su hermano menor en este hemiciclo, ya no disponen de mayoría absoluta. Podemos liderará la reforma del reglamento, como se acordó en la última junta de Portavoces, ya que asumimos el reto, como estamos demostrando de liderar la oposición.

Es la reforma más imprescindible a acometer, por muchas razones como las que acabo de enumerar y por otras también nucleares, y es que como saben, en la actual legislatura, dado que el Grupo Parlamentario mayoritario tiene exactamente la mitad de los escaños, en las votaciones se producen empates con lo que las propuestas de la oposición quedan automáticamente rechazadas por la aplicación del actual art. 92.1 del Reglamento. Es decir, las propuestas de quienes en suma tienen el apoyo de 734.696 votantes (53,91 % de los votos) tienen menos peso que las de quienes  cuentan con 220.395 votos menos. El Partido Popular se ha negado sistemáticamente a corregir este desequilibrio, haciendo casi imposible la aprobación de cualquier iniciativa que no provenga de ellos mismos o que no cuente con su apoyo.

Y en orden de hacer ligeras y asequibles las instituciones, próximas y eficaces, consideramos que el Grupo Popular, con la parte alícuota que corresponde al Grupo Socialista,  son responsables de ese embrollo en marcha, no definido, de la Ordenación Territorial en la que han metido a los Ayuntamientos. Vemos que se dan Entidades Locales Menores, Municipios, Mancomunidades de Interés General Urbana, Mancomunidades de Interés General Rural, Äreas Funcionales Estables, Áreas Funcionales Estratégicas, Comisiones Provinciales de colaboración de políticas públicas en el Territorio, Diputaciones, Comisiones Territoriales de Medio Ambiente y Urbanismo y del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León, Delegaciones Territoriales, Consejo de Cooperación Local…

¿Cuál será la ruta a seguir para que la ciudadanía no se vuelva loca y sea capaz de solucionar una petición o un problema? ¿Qué intrincado laberinto ha de recorrer una petición, una ayuda, una necesidad, con tanta ventanilla, tanto trasiego de lugares ? ¿Cómo se resolverá la prestación de servicios si hay que “repartir” las competencias entre tanta estructura burocrática desbocada? Algo muy distinto proponía el Partido Popular en el año 2.002 cuando hablaba de la segunda descentralización, cuando hablaba de Comarcas. Mucho ha cambiado el partido Popular y también el PSOE en el planteamiento de descentralización y de desarrollo territorial. Lo único que desea la ciudadanía es que se  le solucionen sus problemas con más cercanía, con más afectividad, no mediante el asalto a un castillo burocrático kafkiano.

El modelo de sociedad que defendemos desde PODEMOS propone que su cambio se inicie variando y aligerando el entramado de las instituciones. Por dotarnos de herramientas públicas no onerosas con paredes de cristal que estén a la altura de la gente, de las necesidades de la gente. Que sean profesionales, justas y eficaces.

Desde la mayoría que parece ostentar el Partido Popular en las Cortes de Castilla y León se ha impedido repetidamente aprobar iniciativas en este sentido. Su modelo de sociedad difiere del que defiende Podemos, desde luego. Pleno a Pleno, Comisión a Comisión, hemos intentado defender el nuestro, el que prioriza a las personas por encima de todo, por encima de los bancos, por encima de los especuladores, de las corruptelas, de las élites empresariales afines al poder…Ésta ha sido siempre nuestra intención, poner de manifiesto las dramáticas consecuencias que el modelo de ideología neoliberal que defiende la Juntad e Castilla y León provoca en la gente de nuestra Comunidad. Un modelo que, resumido, acarrea PARO, POBREZA, PRECARIEDAD Y DESPOBLACIÓN, que nos dejará el triste epitafio de Castilla y León, TIERRA DE PRECARIADAD.

Para revertir esa situación estamos nosotros, estos años liderando la oposición y en un futuro próximo aspirando a gobernar la comunidad, pero no para detentar el poder por el poder, sino para que ese día, por fin, los castellanos y leoneses, las leonesas y castellanas, las personas sean lo primero.

No hay comentarios

Dejar respuesta