Aprobada la Estrategia de Regeneración Urbana para homogeneizar la rehabilitación

Incluye un 'Fichero por ciudades' con las quince localidades de la Comunidad con más de 20.000 habitantes y con un análisis de cada una.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves la Estrategia de Regeneración Urbana a través de la que se “homogeneizan” las bases y servirá de “guía” en los procesos de rehabilitación, regeneración y renovación urbana que se desarrollen en la Comunidad, ya sea por iniciativa privada o promovidos por las administraciones públicas.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha sido en encargado de presentar esta estrategia que, como ha reseñado, es fruto de un “amplio” proceso de participación, ya que su borrador ha estado disponible desde el pasado mes de abril en el apartado de Participación Ciudadana del Portal de Gobierno Abierto.

El documento aprobado este jueves servirá también de ayuda a los ayuntamientos en la elaboración de sus propios inventarios municipales de sus áreas vulnerables y estrategias municipales de rehabilitación. Igualmente la Estrategia pretende priorizar las actuaciones de rehabilitación, regeneración y renovación urbana en el ámbito municipal y proponer una valoración comparativa a escala regional y un seguimiento de las actuaciones.

Esta Estrategia de Regeneración Urbana de Castilla y León, que no tiene carácter normativo ni alcance planificador, aborda en su primer apartado la evolución de las políticas europeas en esta materia y analiza las principales diferencias entre las experiencias francesa, italiana, alemana e inglesa.

Entre los antecedentes más cercanos incluye el análisis de los planes estatales de vivienda de los años 80 y sobre todo las experiencias en esta Comunidad, en concreto del primer ARI declarado en 1998 ‘La zona de Platerías, Catedral y sus entornos en el Casco Histórico de Valladolid’ hasta las últimas, como el ARI en los barrios de San José Obrero y el Palo-Mirasierra, en Segovia.

El segundo apartado que recoge la Estrategia aborda el diagnóstico y los objetivos que se plantea el documento, ahondando en el principio de ‘vulnerabilidad’ para establecer y determinar cuáles son los espacios urbanos más necesitados de intervenciones de rehabilitación y regeneración, siguiendo las directrices de la Ley 7 /2014 de medidas sobre rehabilitación, regeneración y renovación urbanas y sobre sostenibilidad, coordinación y simplificación en materia de urbanismo.

En este sentido se introduce el Índice de Necesidad de Regeneración, INR, instrumento que se aplicará a las futuras intervenciones en los municipios de más de 20.000 habitantes, y que tendrá en cuenta la variación de la población en este siglo, la tasa de envejecimiento, la tasa de paro y la antigüedad del parque de viviendas.

La Estrategia establece también directrices para el desarrollo de las acciones de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas y para la inserción de las actuaciones en el planeamiento urbanístico e incluye un fichero de actuaciones que permite valorar la calidad de las acciones propuestas. Estas fichas incluyen recomendaciones de proyecto e indicadores de calidad y están referidas tanto a la edificación existente como a la nueva, como al espacio público, infraestructuras y servicios urbanos.

Por último, el documento incluye los criterios de gestión que se aplicarán en las fases sucesivas, de evaluación previa, a partir de los indicadores socioeconómicos de idoneidad de las actuaciones y justificando el criterio de vulnerabilidad que introduce la citada ley 7/2014; fase de definición, por la que se justifica la idoneidad técnica y viabilidad de los proyectos; y de evaluación de la calidad de los mismos, en función de los ficheros elaborados que permiten su análisis comparativo.

Fichero de ciudades

La Estrategia de Regeneración Urbana de Castilla y León incluye también un anexo titulado ‘Fichero por ciudades’ con las quince localidades de la Comunidad con más de 20.000 habitantes, con un análisis de cada término municipal, graduando sus áreas urbanas en función de la mayor o menor necesidad de regeneración. Este fichero pretende orientar y servir de referencia para que los municipios elaboren sus propios inventarios de áreas vulnerables.

Esta nueva herramienta de planificación viene a sustituir al Plan de Rehabilitación Integral de Castilla y León (PRICyL), aportando una diferencia de enfoque y una adaptación al nuevo marco normativo estatal y autonómico sobre regeneración y renovación urbanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta