Casi el 50% de festejos taurinos se celebran en Castilla y León

Son 2.999 de las cerca de 5.000 celebraciones que hay en toda España

PACMA quiere acabar con los toros en España. Imagen de archivo.

Cerca de 5.000 corridas de toros y otro tipo de festejos taurinos se celebran cada año en España y la mayoría de ellos tendrán lugar durante los meses estivales, según datos oficiales recopilados por Europa Press en el conjunto del país.

Así, Castilla y León, lidera el ranking, con casi 2.300 espectáculos (2.299), de los que más de 700 se celebran en Valladolid; otros 500 (497) en Salamanca; 347 en Segovia y 226 en Ávila. Por tipologías, los encierros urbanos (739) y las sueltas de vaquillas (694) son los más numerosos, seguidos por encierros mixtos (136), encierros por el campo (96) y las capeas o probadillas (152).

Otra de las modalidades son los concursos de cortes, de los que se celebran un total de 67 en toda la comunidad autónoma, casi los mismos que corridas de toros (64). También se desarrollan un centenar de novilladas (93), así como 60 corridas de rejones y 40 becerradas.

Precisamente la celebración del festejo taurino tradicional el torneo del Toro de la Vega, que cada septiembre tiene lugar en Tordesillas, ha sido uno de los que más críticas ha suscitado, ya que consiste en alancear al toro hasta darle muerte en un pinar.

Después de años de manifestaciones y protestas, recientemente, el pasado 19 de mayo la Junta de Castilla y León dictó un decreto ley, convalidado esta misma semana por las Cortes castellanoleonesas, en el que se prohíbe brindar muerte a todos los morlacos en los espectáculos taurinos de toda la Comunidad, lo cual afecta principalmente al toro de Tordesillas.

En esta comunidad autónoma se celebran también el Toro Enmaromado en Benavente (Zamora), a finales de mayo; y el Toro de Júbilo, en Medinaceli (Soria), festejos que también cuentan con legiones de defensores y detractores.

Por su parte, Andalucía también presenta una alta actividad taurina, con casi 700 festejos taurinos, de los que 220 se celebran en Jaén y 110 en Granada y 61 en Córdoba. De todos ellos, más de la mitad son festejos populares (395). A estos les siguen las corridas de toros (80) y las novilladas con y sin picadores (86). Las corridas de rejones suma casi otros 80, entre las que son de toros (13) y de novillos (10).

Por otro lado, también están autorizadas 17 becerradas, una decena de ellas en Málaga y un total de 31 festivales taurinos, así como cincuentena espectáculos mixtos; 14 de recortadores y tres espectáculos de toreo cómico.

Entre los polémicos figuran el festejo tradicional del toro de cuerda de Carcabuey, a finales de agosto o principios de septiembre y que es parecido al enmaromado zamorano.

Mientras, en Aragón se celebran más de 1.000 espectáculos taurinos muy arraigados, la mayoría también en verano. Si bien, en la capital, Zaragoza, gobernada por Zaragoza en Común aprobó un acuerdo por el que declara que la ciudad no organizará, colaborará o financiará festejos con reses que supongan maltrato animal, entre los que cita al toro ensogado y el toro embolado.

El acuerdo manifestaba también que no se autorizará la utilización u ocupación del dominio público o del patrimonio municipal en caso de que se organicen festejos, como se hace en algunos barrios rurales de Zaragoza.

Precisamente, en San Juan de Mozarrifar, que pertenece al municipio de Zaragoza, el pasado mes de marzo no se pudo celebrar el toro ensogado.

Sin embargo, el equipo municipal no se refiere en su nueva normativa a eventos como encierros tradicionales de reses bravas, suelta de reses o toreo de vaquillas, que sí están contemplados en el reglamento taurino populare de Aragón, que datan de 2001.

En general, en esta comunidad no hay ningún otro festejo controvertido, pero desde hace años coincidiendo con las ferias taurinas que se organizan por San Jorge (abril) o por la Virgen del Pilar y en Huesca, durante las fiestas de San Lorenzo, hay manifestaciones antitaurinas.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta