El futuro del comercio está en internet

Valdeón y Pilar del Olmo tras el consejo de Gobierno.

El comercio de proximidad, el minorista, es clave para el tejido empresarial, para la economía de cualquier localidad. Con la intención de favorecer la recuperación de este sector, duramente golpeado por la crisis, el Consejo de gobierno ha aprobado hoy la Estrategia para el Comercio para los próximos tres años, con la previsión de destinar 175 millones de euros en las diferentes líneas de ayuda previstas, orientadas a la apertura de negocios y a la modernización tecnológica, especialmente fomentar el comercio en internet.

Así lo ha explicado en rueda de prensa la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, que ha destacado que se trata de “un sector estratégico, que ha crecido un 4,4 por ciento en lo que va de año y que da empleo a 100.000 personas en Castilla y León, el 10 por ciento de los ocupados”.

La Estrategia estructura una batería de medidas en tres grandes áreas. La primera, denominada Ordenación del Comercio, pretende configurar un entorno atractivo tanto para el mantenimiento de la actividad comercial como para su ampliación con el anclaje de nuevos negocios. Se trata de profundizar en la simplificación administrativa y en la eliminación de barreras, “con medidas como la licencia exprés que ya está en funcionamiento”, ha puntualizado la consejera.

El segundo epígrafe se centra en el Tejido Empresarial y, en particular, en el apoyo a los procesos de renovación interna y a los proyectos de emprendedores. La idea es facilitar e impulsar que los comercios incorporen la venta por internet, el comercio electrónico que constituye un reto prioritario puesto que su uso está cada vez más extendido en la sociedad, “y además permite ampliar el horizonte comercial más allá de Castilla y León”, ha añadido Del Olmo.

“Si no se innova pasa como en todos los sectores, se reducen las ventas; además los clientes cada vez son más escépticos y menos fieles a los mismos locales o marcas, por eso hay que cambiar”, ha argumentado la consejera.

En sus cinco primeros meses de andadura, entre enero y mayo, este instrumento basado en la colaboración público-privada ha financiado 220 proyectos comerciales (el 96 % de los presentados) por un importe superior a 24,3 millones de euros (el 92 % de lo solicitado). El medio rural tendrá una consideración singular, por lo que se trabajará en la captación de operadores capaces de ampliar el mapa de la distribución en municipios de menor tamaño, con la apertura de tienda propia o de la mano de emprendedores locales.

Por último, el tercer bloque de la Estrategia está dedicado a la Dinamización Comercial desde una doble perspectiva: la difusión de la oferta y la atracción de la demanda. En este capítulo cobra relevancia el Plan Turismo-Comercio, en cuya redacción trabajan conjuntamente las Consejerías de Economía y Hacienda y Cultura y Turismo. Su objetivo es incorporar la experiencia de las compras en la actividad del viajero, lo que redundará en el incremento del gasto en los establecimientos comerciales, “y también fomentar el asociacionismo entre los comerciantes para fortalecer acciones conjuntas en una determinada zona o un municipio”, ha explicado Pilar del Olmo.

No hay comentarios

Dejar respuesta