Los sindicatos exigen anular la reválida por los fallos de Educación

La Junta de Personal Docente hace un llamamiento a la Consejería de Educación para que invalide las pruebas realizadas

Una clase de sexto de Primaria (Foto: STEs).

Los sindicatos que forman parte de la Junta de Personal Docente han exigido a la Consejería de Educación que anule las pruebas de la reválida que el pasado 11 y 12 de mayo realizaron los alumnos de sexto de Primaria en la Comunidad, por los fallos y errores que ha cometido la Consejería de Educación en el proceso de la prueba, tanto en la planificación como en su desarrollo.

La reválida es uno de los temas más polémicos de la LOMCE. Entre los despropósitos de Educación denunciados por los sindicatos, destacan tres, que son los que han llevado a los sindicatos a exigir la invalidación de las pruebas realizadas:
• “La falta de planificación entre las propias CCAA y la falta de consenso entre las mismas para pasarlas en el mismo orden y día,  provocó la publicación de ciertas pruebas en internet el día antes a su realización en Castilla y León, con lo que determinados alumnos las conocían de forma previa y jugaron con ventaja (hay resultados que así lo demuestran)”.

• Por otra parte, la “inexistencia de una prueba ‘reserva’ para el alumnado que esos días no pudo asistir a clase, con lo cual realizó la misma prueba porque no había otra alternativa”.

• Y como tercer apunte, “la incongruencia de evaluar en castellano materias que se imparten en inglés en aquellos centros con sección lingüística (cuando otras CCAA sí lo han hecho así)”.

“Demasiados errores por parte de la Administración, tanto de fondo como de forma. Por todo ello ratificamos nuestra más rotunda oposición a la realización de estas pruebas y el uso que de sus resultados se vayan a hacer”, dejan claro los sindicatos de la Junta de Personal.

Castellano antiguo y una división con error para niños de 8 años

El examen de reválida a los alumnos de tercer curso de Primaria ha puesto punto y final, por este curso (y a falta de que algunos centros las realicen) a las polémicas pruebas que contempla la LOMCE, con un examen que incluía una división errónea y una prueba de audición en castellano antiguo. “Dos detalles que solo confirman lo inútil de esta medida cuya chapucera implantación, con la oposición de toda la comunidad educativa, cuestiona el sistema de evaluación continua”, según explican desde el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza en un comunicado.

• Los escolares de 8 años han tenido que responder hoy a las cuestiones planteadas tras escuchar una audición del capítulo XVII de El Quijote en castellano antiguo: “De donde se declaró el último punto y estremo adonde llegó y pudo llegar el inaudito ánimo de don Quijote con la felizmente acabada aventura de los leones”.

• “La prueba de matemáticas, que incluía una división errónea, tenía demasiada carga lectora. Los enunciados eran demasiado largos. Los alumnos han tenido 55 minutos para hacer 25 ejercicios. Les pedían interpretar las lluvias en un gráfico semanal (en el que el primer día es el viernes)  y la preguntaba mal redactada inducía a error ya que confudían cantidad de precipitación con frecuencia de lluvias.

También han tenido que redactar el cuento de Caperucita Roja y en la prueba de audición les han puesto un pasaje de El Quijote en castellano antiguo”, explican fuentes sindicales, reiterando su oposición a estas pruebas que, en el caso de tercero de Primaria, “se ha conseguido que no tengan valor académico ni figuren en el expediente de los alumnos”.

No hay comentarios

Dejar respuesta