Castilla y León sigue siendo el destino preferido para turismo rural

A pesar de bajar un 24,4% sus pernoctaciones en abril con respecto al mismo mes del año pasado.

Castilla y León fue el destino preferido en los alojamientos de turismo rural en el mes de abril, con un total de 108.555 pernoctaciones y un 24,4% menos que en abril de 2015, frente a un 19,8% menos en el resto del país, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press.

Estas cifras mantienen a Castilla y León como la primera región en número de pernoctaciones con el mayor porcentaje nacional también de viajeros españoles (24,9%), por delante de Castilla-La Mancha (9,9) o Cataluña (9,7), entre otras.

Además, el pasado mes un total de 57.732 viajeros pasó por los alojamientos de turismo rural existentes en Castilla y León, un 8,50% menos que hace un año, de los que 53.723 eran residentes en España y 4.010 en el extranjero.

Sin embargo y según la misma Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, la estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del mes de abril fue de 1,88 días, por debajo de la media nacional (2,24 días).

Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León en abril ascendió a 3.381 (15.887 en España), con 30.263 plazas estimadas (151.705 en todo el país) y el personal empleado ascendió a 4.663 (23.238 en el país). De este modo, Castilla y León se mantiene en la comunidad que más personas emplea en turismo rural, seguida de lejos por Cataluña (2.804), Andalucía (2.248) y Baleares (1.982).

Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la Región fue del 11,92% por plazas (12,93 en el resto de España), 28,63% en cuanto a las plazas en fin de semana (24,94% como media nacional) mientras que por habitaciones la ocupación se situó en el 14,38%, frente al 16,03 del resto del país.

El grado de ocupación más elevado correspondió a Baleares, con un 42,93% de las plazas ocupadas en abril. Por fines de semana, la más ocupada fue también Baleares, con un 43,87%, seguida de La Rioja (39,24) y Madrid (39,13).

Seis provincias entre las quince con más pernoctaciones

Entre las quince provincias con un mayor número de pernoctaciones en establecimientos rurales durante el mes de abril se encuentran Ávila (20.115 pernoctaciones y quinto puesto en el ranking), Segovia (19.531 pernoctaciones y sexto puesto), Burgos (14.343 pernoctaciones y octavo puesto), Soria (12.809 pernoctaciones y duodécimo puesto), Salamanca (12.457 pernoctaciones y puesto número trece) y León (10.207 pernoctaciones y puesto número quince).

La estancia media en estas seis provincias fue de 2,18; 1,88; 1,68; 1,88; 1,80 y 1,84 días, respectivamente. En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron la visita de 9.246, 10.377, 8.523, 6.822, 6.935 y 5.545 personas, respectivamente.

En Ávila había abiertos en abril de 2016 un total de 722 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 5.930 y 936 personas empleadas mientras que Segovia contaba con 436 establecimientos de turismo rural abiertos con capacidad de 4.021 plazas y 617 puestos de trabajo creados.

Por su parte, en Burgos había abiertos en el mes de abril un total de 360 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.620 y 450 personas empleadas, Soria tenía 334 establecimientos con 3.150 plazas y 423 puestos de trabajo creados y Salamanca contaba con 508 establecimientos con 4.082 plazas y 648 empleados.

Finalmente, León contaba con 432 establecimientos, 3.523 plazas y 663 empleados.

Por procedencia, Madrid fue la comunidad que aportó más viajeros a la comunidad castellanoleonesa en abril (52,49%), seguida de Castilla y León (19,15%), País Vasco (5,79%) y ya de lejos por Castilla-La Mancha (3,60%).

Los viajeros españoles que más pernoctaron en los alojamientos de turismo rural de Castilla y León durante el mes de abril también fueron los madrileños (52,06%), seguidos de los castellanoleoneses (18,96%), los vascos (5,78%) y los castellanomanchegos (3,84%).

Por su parte, los precios de los alojamientos de turismo rural aumentaron un 2,76% en abril, hasta un índice del 132,41(127,61 en España), frente a un incremento del 1,84% en el resto del país.

No hay comentarios

Dejar respuesta