Justicia para mi hijo

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, recibe a Takbar Haddi, la madre que reclama justicia tras la muerte de su hijo, el activista saharaui, Mohamed Lamin Haidala, en el Aaiún

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha recibido esta mañana Takbar Haddi, la madre que reclama justicia tras la muerte de su hijo, el activista saharaui, Mohamed Lamin Haidala, en extrañas circunstancias y tras haber recibido múltiples agresiones policiales en el Aaiún.

En el encuentro, en el que estuvieron presentes también las concejalas de Servicios Sociales, Mª José González, y de Igualdad, Laura Rivera, y la presidenta de la Asociación Zamora con el Sahara, Inés Prieto, Takbar Haddi explicó detalladamente las agresiones y actuaciones que acabaron con la vida de su hijo y cómo se negaron las autoridades marroquíes a realizar la autopsia y entregarle el cadáver de su hijo, si no firmaba un documento exonerándoles de toda responsabilidad.

zamora guarido saharaui

En su lucha para pedir justicia y denunciar la violación sistemática de los derechos humanos, Takgar Haddi protagonizó una huelga de hambre durante 36 días y lleva diez meses de protestas ante la sede del gobierno en Canarias. Ahora extiende esa acción con la colaboración de diversos ayuntamiento de la península, reclamando, además de la realización de la autopsia y la entrega del cadáver de su hijo, la liberación de los cientos de presos en cárceles marroquíes por denunciar la violación y defender los derechos humanos, que los saharauis puedan recuperar la nacionalidad española, y la anulación de los acuerdos tripartitos de Madrid “que son los que originaron este largo conflicto que dura ya 40 años”.

El alcalde comprometió “todo lo que esté en nuestra mano” para apoyar y ayudar a las víctimas, así como denunciar y dar a conocer la situación de injusticia y violencia que vive el pueblo saharaui. Entre esas acciones se concreta la presentación de una moción en el pleno municipal solicitando una investigación independiente para esclarecer los hechos que sucedieron a Mohamed Lamin Haidala, y el respaldo a la iniciativa para poner en marcha un proyecto internacional que lleve el nombre de Takbar Haddi, en defensa de los derechos humanos y para dar a conocer las violaciones sistemáticas que se están produciendo en los territorios ocupados; y que en Zamora podía canalizarse a través de la Asociación Zamora con el Sahara. En este caso se trata de una iniciativa importante ya que, como reconoció Inés Prieto es más difícil intervenir y colaborar en los terrenos ocupados que en los campos de refugiados, porque Marruecos impide sistemáticamente el acceso a las organizaciones internacionales.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta