Sin acuerdo entre sindicatos y Ceiss, que baja a 975 ‘desvinculaciones’

Los representantes de los trabajadores advierten de que no abandonarán el encuentro de este jueves hasta obtener "fumata blanca o negra".

Una oficina de Caja España-Duero (Foto: Europa Press).

La quinta reunión del periodo de consultas celebrada en Madrid entre la Dirección de Banco Caja España de Inversiones Salamanca y Soria (Ceiss) y los sindicatos, en el marco del Expediente de Regulación de Empleo, ha concluido sin acuerdo entre las partes, después de que la entidad propusiera reducir las 1.120 iniciales ‘desvinculaciones’ planteadas a un total de 975, entre prejubilaciones y bajas voluntarias, manteniendo los recortes salariales.

Las negociaciones se encuentran en “punto muerto, en un impasse difícil”, tal y como ha definido, en declaraciones a Europa Press, el representante de CCOO, Luis Baeza, quien entiende que la propuesta de la entidad puesta sobre la mesa apenas supone avance alguno respecto de la última reunión.

La última cifra ofrecida por Ceiss y que afectaría a dos grandes grupos, prejubilaciones para mayores de 55 años y, por otro lado, bajas voluntarias, se mantendría con los mismos recortes salariales para la plantilla compuesta en la actualidad por 3.340 empleados y vigentes desde 2013.

“Estamos hablando de que somos el séptimo grupo bancario español y que se encuentra saneado. Si el problema es de reorganización, la empresa tendrá que remunerar convenientemente a los afectados”, advierte Baeza, de ahí la contrapropuesta planteada por los cuatro sindicatos con representación en el comité de empresa y que alega que lo ofrecido ahora está “muy por debajo de las condiciones que se llevaron los compañeros en 2013”.

Los representantes de los trabajadores esperan acercar posturas en la sexta reunión fijada para este jueves, con la advertencia de que los sindicatos acudirán a la cita con la idea de que será un encuentro con carácter indefinido, en el sentido de que no se moverán de la silla hasta sellar un acuerdo o dar por rotas las negociaciones.

“Será como cuando se elige al Papa, nos encerramos hasta que haya fumata blanca o negra”, sostiene el representante de CCOO, quien recuerda que en caso de que las partes no lleguen a un acuerdo la plantilla irá a la huelga convocada, durante diez días, a partir del próximo día 30 de mayo.

Precisamente, mañana miércoles está previsto que la empresa y los sindicatos celebren en Madrid un acto de conciliación respecto de la movilización planteada para finales de este mes.

No hay comentarios

Dejar respuesta