La licitación de obra oficial bajará hasta los 630 millones

Así lo ha asegurado la Cámara de Contratistas, que augura un descenso del 20% con respecto a un 2015 que tampoco fue bueno.

Presentación de los datos de la licitación de obra oficial en Castilla y León.

La Cámara de Contratistas de Castilla y León ha augurado un nuevo descenso de la licitación de obra oficial en la Comunidad Autónoma en el año 2016, que, con un total de 630 millones de euros, experimentará una caída del 20% en comparación con 2015, cuando la licitación de obra oficial “apenas” superó los 788 millones de euros, frente a los 1.047 millones de 2014 que, “ya fue un ejercicio no especialmente bueno”.

Así lo ha augurado el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual, quien ha sustentado esa caída de la licitación de obra oficial en la “importante” bajada de la licitación estimada para la Administración central en Castilla y León que pasará de 493 a 360 millones.

En concreto y según sus datos, la licitación de obra oficial prevista por las distintas administraciones en 2016 alcanza los 1.384 millones de euros (1.585 millones en 2015), de los que, en un “cálculo optimista” se prevé que se licitarán 630 millones de los que se adjudicarán finalmente 440 millones.

“Me temo que nos hemos quedado en una cifra demasiado optimista”, ha reconocido el presidente de los contratistas de Castilla y León, quien ha advertido además de las consecuencias de la falta de un Gobierno estable del que “dependen mucho” los planes provinciales de carreteras y que se “resentirán” por esa carencia de Ejecutivo nacional.

Según sus cálculos, el grado de cumplimiento entre lo previsto y lo adjudicado en 2016 será del 37,70% en el caso de la Administración central, del 30,38% para la regional y del 21,58% para la local por ese efecto de los planes provinciales de carreteras.

Enrique Pascual ha aprovechado la ocasión para recordar que hay un “significativo” número de obras que no se llegan a adjudicar y que, en el mejor de los casos si no se retiran, alcanzan finalmente 70 de cada cien euros licitados por las rebajas que hacen las empresas para resultar adjudicatarias.

Pascual ha recordado a este respecto a las administraciones que los contratistas viven de los contratos firmados y no de los anuncios políticos para insistir en su crítica de que no salga todo a licitación lo que deriva en “insuficientes y ridículos” porcentajes de cumplimiento como el 23,22% de la Junta en 2015 (34,99% de la Administración central y 29,20% de las locales) en un ejemplo de “ineficacia” en su gestión.

Para el presidente de los contratistas, la licitación de obra pública en Castilla y León es “totalmente insuficiente” y sitúa a la Región “lejos” de los presupuestos de inversión en infraestructuras productivas necesarias para competir en un plano de igualdad con otras regiones de países europeos.

Según los datos de la Cámara de Contratistas, de los 788 millones de euros licitados en 2015, un año “catastrófico”, el 62% (492 millones) correspondieron a la Administración central, con un descenso del 24% respecto al año anterior. Por su parte, la Administración regional licitó el 17% (133 millones en total), un 19% menos, mientras que las locales registraron el mayor retroceso en comparación con 2014, un 29% menos hasta los 162 millones.

Burgos, con 164 millones licitados; León, con 124, y Segovia, con 121, acapararon la mayor licitación de obra pública en 2015 con Soria, Ávila y Zamora a la cola con unos 42 millones de euros en cada caso.

Además, cerca del 80% de la obra licitada fue de obra civil, fundamentalmente carreteras y ferrocarriles, mientras que el resto correspondió a edificaciones.

La obra de mayor importe licitada en 2015 fue la conversión es autovía de la circunvalación de Segovia (SG-20) por parte de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento y con un presupuesto de 42 millones.

Los de mayor cuantía de la Junta fueron dos expedientes de operaciones de conservación de la autovía A-231 en los tramos Onzonilla-Carrión de los Condes y Carrión de los Condes-Burgos licitados por 9,3 y 11,2 millones, respectivamente.

En el caso de las administraciones locales la mayor cuantía correspondió a 17 millones de la Diputación de Valladolid para obras de conservación, mantenimiento, señalización y vialidad invernal 2016-2019 en la red de carreteras provincial.

No hay comentarios

Dejar respuesta