Gastronomía como piedra angular del turismo de la Comunidad

El lechazo, uno de los platos típico de la Comunidad. Fotografía: Bodegas Valcabadino

El director general de Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ramírez, acompañado del presidente de la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación, Julio Vallés, ha presentado hoy la Mesa de la Gastronomía de la Comunidad de Castilla y León, un instrumento de participación y asesoramiento del sector para el fomento, estudio y promoción de la gastronomía y del turismo gastronómico en Castilla y León.

La creación de la Mesa de la Gastronomía responde a los objetivos del Plan Estratégico de Turismo 2014-2018, que sitúa a la gastronomía como un sector fundamental en la promoción turística de Castilla y León. La gastronomía es una parte esencial del patrimonio cultural de la Comunidad y sus principales valores son la calidad, tradición y singularidad de sus productos.

La Consejería de Cultura y Turismo entiende que la Mesa de la Gastronomía debe convertirse en un foro especializado de participación, reflexión, creación e innovación, que contribuya a consolidar este recurso cultural y turístico. En este foro, se promoverán actuaciones y acuerdos interprofesionales entre los sectores relacionados, mediante la colaboración entre la Administración autonómica y el sector privado.

La Mesa de la Gastronomía contará con expertos y asesores de reconocido prestigio en el sector y podrá constituir grupos de trabajo para analizar propuestas sobre la creación de productos turísticos asociados, la innovación, la formación o la creatividad en el ámbito gastronómico.

Objetivos

Entre otros retos, se persigue potenciar la oferta gastronómica y de restauración de Castilla y León como recurso turístico y promover la coordinación entre la Junta y el sector en el ámbito del turismo gastronómico. Además, se pretende ordenar con criterios turísticos la oferta gastronómica de Castilla y León;  planificar conjuntamente la actividad promocional en el ámbito del turismo gastronómico; fomentar la especialización de producto gastronómico como atractivo turístico y potenciar la fidelización de los turistas y su grado de satisfacción bajo criterios de calidad.

La Mesa también aprovechará el potencial desestacionalizador del turismo gastronómico; favorecerá la internacionalización de la demanda turística, a través de productos y eventos gastronómicos con gran capacidad de atracción en el mercado exterior; y, finalmente, reforzará el impacto económico del sector turístico, mediante una política turística basada en la calidad también en el ámbito del turismo gastronómico.

No hay comentarios

Dejar respuesta