La reforma del Estatuto, parada ante la previsión de nuevas elecciones

No hay fecha para la próxima reunión tras los avances en participación ciudadana que se han observado hoy entre los portavoces de los portavoces del grupo de trabajo.

El presidente de la Junta brinda junto a expresidentes del Ejecutivo y Legislativo de la Comunidad en el 25 aniversario del Estatuto de Autonomía

La incógnita sobre la celebración de unas nuevas elecciones generales en España, que tendrían lugar el próximo 26 de junio, ha llevado a los grupos que trabajan en la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León a dejar en suspenso la fecha de la próxima reunión de los parlamentarios, tras un nuevo encuentro este martes en el que se han dado avances, “pausados y lentos” para unos y “más grandes” para otros, en materia de participación ciudadana.

Así lo han asegurado los distintos portavoces en este grupo de trabajo que, de celebrarse finalmente unos nuevos comicios en España, no se volverá a reunir hasta el mes de julio para evitar que el habitual rifirrafe electoral debilite los acuerdos que se buscan en Castilla y León para afrontar una nueva reforma del Estatuto de Autonomía.

“El escenario nacional es determinante”, han asumido los integrantes de este grupo de trabajo en un reconocimiento a las consecuencias de los “tiempos de incertidumbre” que se viven en el panorama político nacional.

No obstante y tras el intercambio de información de anteriores reuniones, los grupos sí han dado avances concretos en todo lo relacionado con el artículo 11 del actual Estatuto de Autonomía dedicado precisamente a la participación ciudadana con la sugerencia de crear un espacio abierto de mayor participación en las Cortes, a semejanza del Gobierno Abierto de la Junta, para fortalecer una mayor presencia ciudadana en la defensa de sus intereses, como demanda la sociedad.

También se han dado pasos hacia la rebaja del número de firmas que son necesarias para presentar una iniciativa legislativa ciudadana, en línea en este caso, con el proyecto de ley que prepara la Junta, según ha precisado el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Fernández Carriedo, quien, tras aclarar que el camino para un cambio del texto estatutario es “complejo”, sí ha constatado que hay puntos en común que pueden justificar esa reforma.

En el mismo sentido se han pronunciado el resto de los grupos que, a diferencia del PSOE, han rechazado establecer líneas rojas y mezclar ámbitos de diálogo en el objetivo último de poder llegar a un acuerdo sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León.

Sin embargo, el PSOE ha mantenido su “exigencia” de vincular cualquier acuerdo en este tema a la reanudación “con carácter inmediato” de la Comisión de Investigación sobre la adjudicación de los parques eólicos de Castilla y León donde los grupos en la oposición reclamaron en su día la presencia del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

“No vamos a concretar nada si no se practica de verdad la regeneración democrática en esta casa -en referencia a las Cortes-“, ha advertido el socialista José Francisco Martín, quien, en un símil futbolístico, ha recordado que sin balón no puede haber entrenamiento aunque sí ensayos de jugadas en la pizarra.

Dicho esto, Martín ha aclarado que el PSOE no va a caer en la trampa de levantarse de la silla y ha reconocido que en la reunión de este martes se ha constatado que hay una “gran posibilidad de acercamiento” en esa mayor participación ciudadana ya que las bases son “bastante similares” y sería “relativamente fácil” llegar a un acuerdo.

Sin embargo, tanto Podemos como Ciudadanos y PP han coincidido en la necesidad de separar estos asuntos desde el convencimiento de que los equipos negociadores se deben abstraer del día a día para poder avanzar realmente en todo lo relacionado con un cambio del Estatuto, con la mayor crítica por parte del partido naranja que ha llegado a acusar a los socialistas de “postura de fuerza electoralista”.

No obstante, el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha hecho un llamamiento a los partidos  -en referencia al PP- para que sean coherentes y lleven al día a día lo que predican en la mesa de negociación. “Lo fundamental en política es mantener la coherencia”, ha insistido.

No hay comentarios

Dejar respuesta