Antes de morir, pase por caja

Tenía cincuenta y tres años, había trabajado toda su vida de cocinero, pero hace más de dos años que no encontraba trabajo por culpa de la crisis, y que no cobraba el paro. Amigo de sus amigos, noble de corazón y sentimientos, para él un desastre, pero por los demás se desvivía. Hoy, le hemos enterrado.

Imagínense que tienen una vida no demasiado lujosa, pero sí que les permite vivir y disfrutar, que sus hijos están sanos y felices, que tienen trabajo para salir adelante. Imagínense que les despiden a los cincuenta años, que todo su mundo se tambalea, que no pueden hacer frente a los pagos, que se les acaba el paro, que no tienen nada que llevarse a la boca.

Esto como bien saben les pasa a miles de familias, con hijos, sin ellos, pero ¿y si ustedes solamente pueden contar consigo mismos? Quiero que imaginen y se pongan en el lugar de todas estas personas, que se han quedado sin empleo, que han dejado de percibir el paro, y que ahora están a la espera de que la Junta de Castilla y León resuelva la solicitud para que pueda percibir 400 euros, y con ellos pagar gastos y comer.

La Junta de Castilla y León tarda de media más de seis meses en resolver la solicitud, entre tanto ¿de qué viven las personas afectadas? Si tienen la suerte de vivir en Valladolid, de la ayuda de emergencia, en caso contrario, del aire, de la caridad y de la familia, si es que tienen la suerte de contar con alguien que no esté en la misma situación que ustedes. Deben sobrevivir más de medio año sin percibir ningún tipo de ingreso, asistiendo a los servicios sociales de forma constante para implorar ayuda, y confiar en que de alguna forma las instituciones lleguen a escuchar sus súplicas.

Las personas que no tienen absolutamente nada y se ven abocados a solicitar ayudas míseras que nunca llegan, se sienten inferiores, sin rumbo, sin saber qué hacer, se abandonan, porque esta sociedad en la que vivimos, les abandona.

Cuando estas personas fallecen-cabe recordar que a la espera de que se sepa si la Junta de Castilla y León les concede o no la ayuda- quedan sus familiares. Son los ascendientes y descendientes quienes deben hacerse cargo de los gastos derivados del sepelio. Pero ¿Qué ocurre si no tienes padres y tus hijos no pueden abonar la cantidad que supone el sepelio? ¿Qué pasa con la persona que ha fallecido y que no tiene contratado seguro de vida? Si nadie puede hacerse cargo, el fallecido acabará en una fosa común, algo que leemos y parece teletransportarnos a tiempos muy lejanos, pero que ocurre en nuestros días. Esto es lo que sucede, a no ser que viva usted en Valladolid, donde el Ayuntamiento ha posibilitado que a éstas personas se les pueda inhumar sin coste alguno. El servicio cubre el traslado y entierro del fallecido, no entra dentro de las coberturas el tanatorio.

Este servicio ayuda a quienes no pueden hacer frente al gasto, permite dar sepultura a los seres queridos, y al tratarse de una prestación de tan reciente aplicación, genera dudas competenciales, pero a la postre permite que la familia pueda dar el último adiós a ese ser querido, a quien tan indignamente le ha hecho vivir esta sociedad, esa que te mira por encima del hombro cuando no puedes permitirte enterrarle.

Sus amigos le conocían como “Quiqui”, siempre lograba sacarte una sonrisa, o animarte a seguir adelante, a pesar de la situación en la que se encontraba. Para quienes le quieren siempre será Quiqui. Para la Junta de Castilla y León, esa que solamente habla de estadísticas y de buena gestión, será conocido como un código de barras más entre tantos, como ese trámite pendiente y cancelado por fallecimiento.

Pero señores y señoras de la Junta de Castilla y León, ustedes para nosotros serán quienes han permitido que nuestro ser querido haya vivido en la inmundicia, serán los causantes de nuestro dolor, y no llegaran a alcanzar la categoría de seres humanos, porque para ustedes la humanidad se mide en base a cuantas veces se pase por caja a cobrar. Ahora quien ha pasado por la caja, por la otra, es una gran persona a la que en estas líneas he pretendido dar la dignidad que ustedes le quitaron. Va por ti Quiqui.

5 Comentarios

  1. Si si pero nos ponemos al lado de la derecha corrupta falangista cuando hay que tratar y votar ” temas de estado”…..y en Europa , lo mismo.

  2. Estoy de acuerdo con Mario. Se dice que todo país tiene los gobernantes que se merece. Es tan triste que pasando cosas así la gente de vuestra comunidad siga votando al PP durante tantos años. Así no cambiarlos nunca nada.

    • Hay por ahi un personaje que dice que dejemos la politica aparte,decir eso es un insulto a la inteligencia por que todo en la vida es politica.Por supuesto mal utilizada,solo tenemos que ver el ladronismo que padecemos en este pais de los llamados politcos.Hay que sentir la muerte de esa persona como un mal politico,pero que quedara por desgracia sin castigo.

Dejar respuesta