Todos los municipios con más de 2.000 habitantes tendrán depuradora

La Junta invierte 75 millones de euros en 40 municipios para completar la depuración de aguas residuales en localidades de la Comunidad

En decenas de viviendas han comenzado el sábado sin suministro de agua.

La Junta ha aprobado hoy impulsar definitivamente las inversiones que faltan para que, al fin, todos los municipios de Castilla y León con más de 2.000 habitantes tengan sus aguas depuradas. Así lo ha aprobado el Consejo de Gobierno, con un programa de inversiones de 75 millones de euros para la construcción, puesta en marcha o mejora de 40 depuradoras de aguas residuales en municipios de la Comunidad para completar así, con las 13 que corresponden al Estado, la depuración en la totalidad de las 198 localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes.
Las actuaciones que se llevarán a cabo están incluidas en el ‘II Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración 2007-2015’ que preveía la distribución de obras entre la Administración General del Estado y la Junta de Castilla y León. Las obras de construcción, puesta en marcha o mejora de depuradoras se desarrollarán en 40 municipios de Castilla y León distribuidos en todas las provincias a excepción de Soria, donde ya está completada la depuración en las localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes.

Por provincias

De manera diferenciada, la Junta de Castilla y León, procederá a la puesta en marcha de seis depuradoras recientemente construida en La Adrada y Sotillo de la Adrada, Ávila; en Cistierna, León; en Paredes de Nava y Villarramiel, Palencia; y en Olmedo, Valladolid. Además se finalizarán otras cinco actualmente en construcción, con un importe de 10,4 millones de euros: Onzonilla, en León; Arroyo de la Encomienda, Cabezón, Mojados y Simancas, en Valladolid.
La adecuación o mejora de otras doce, por 15,6 millones de euros: en Navalperal de Pinares, Ávila; Castrojeriz, en Burgos; Mansilla de las Mulas y Santa María del Páramo, en León; Velilla del Río Carrión y Carrión de los Condes, en Palencia; Macotera y Vitigudino, en Salamanca; Coca, en Segovia; Alcazarén, Rueda y Villalón, en Valladolid.
Finalmente se construirán de 17 nuevas, con un importe total de 48,9 millones de euros: en Casavieja, Gavilanes, Lanzahita, Mombeltran y Pedro Bernardo, en Ávila; Laguna de Negrillos, Lancia Sobarriba, Villamañán, en León; La Alberca y Los Santos, en Salamanca; Campaspero, La Cistérniga y Portillo, en Valladolid; El Puente, Moraleja del Vino, Morales de Toro y Santa Cristina, en Zamora.
Por provincias se actuará en ocho depuradoras de Ávila por 21,1 millones; una en Burgos por 216.623 euros; siete en León por 11 millones; cuatro en Palencia por 772.149 euros; cuatro en Salamanca por 6,8 millones; una en Segovia por 500.000 euros; once en Valladolid por 25,8 millones de euros; y cuatro en Zamora por 8,5 millones. La inversión prevista ya para este mismo año 2016 asciende a 15,5 millones de euros.

No hay comentarios

Dejar respuesta