De Santiago-Juárez, dolido por el rechazo a la ordenación del territorio

El consejero de la Presidencia ha lamentado a nivel personal la oposición y las críticas de algunas diputaciones a este proyecto

De Santiago-Juárez, Valdeón y Del Olmo, tras un consejo de Gobierno.

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha afirmado hoy tras el Consejo de Gobierno que se ha sentido “dolido a nivel personal, que no político”, el rechazo y las críticas manifestadas por algunas diputaciones provinciales en torno al “último paso” del modelo de Ordenación, el de las Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio (se han pronunciado en contra los plenos de las diputaciones de Ávila, Salamanca, Valladolid y Segovia).

   Tras asegurar que el principal objetivo de la Junta con esta propuesta es blindar y proteger por ley la prestación de servicios en el medio rural de Castilla y León, De Santiago-Juárez ha sido tajante al asegurar que le cuesta “muchísimo” asumir que alguien pueda pensar que el Gobierno regional no tiene sensibilidad con los municipios, como se ha llegado a insinuar, cuando es “todo lo contrario”.

El consejero de la Presidencia se ha mostrado convencido también de que algunas de las críticas de las diputaciones al “nuevo mapa del siglo XXI” se deben a la confusión por la mezcla de conceptos entre mancomunidades y el nuevo mapa de las unidades hasta el punto de llegar a afirmar que en los informes en contra hay “párrafos y párrafos iguales” para ironizar sobre que la copia no es mala si es de algo bueno.

“Que se centren en lo que se pide”, ha reclamado el consejero de la Presidencia a las diputaciones discordantes, al mismo tiempo que ha afeado las críticas que han apuntado a que la Junta ha redactado su propuesta desde un despacho ya que, según ha defendido, el Gobierno ha realizado un “esfuerzo pedagógico terrible” consciente de que todo cambio “produce angustia”.

“No tienen ni idea de lo que están hablando”, ha continuado el consejero de la Presidencia, quien, tras mostrarse dispuesto a aceptar todas las críticas, ha insistido en que no puede entender “algunas cuestiones” al mismo tiempo que ha recomendado que es bueno leerse las leyes.

Preguntado de nuevo por si tienen un “plan b” el consejero ha asegurado que siempre hay un ‘plan b’ que ha situado en este caso en “hacer lo que sea” para no dejar abandonados a los pueblos de Castilla y León y evitar así un “tsunami” que se lleve a los pequeños municipios por los vientos.

“O nos movemos o nos mueven”, ha sentenciado el consejero que ha ironizado sobre que otro ‘plan b’ sería irse o marear la perdiz tras haber sacado adelante la mayor parte de un modelo de Ordenación del Territorio que había esperado 25 años.

El consejero de la Presidencia ha reivindicado una vez más el carácter municipalista de la propuesta de la Junta en esa voluntad de blindar por ley los servicios para que los municipios sean más fuertes, pero no a la fuerza. “La única manera de sobrevivir es ser más fuertes”, ha insistido.

De Santiago-Juárez ha informado también de que la Junta ha mantenido incluso esta semana negociaciones “discretas” con el Grupo Socialista para seguir trabajando y avanzando en el objetivo de mejorar las sugerencias a los mapas y se ha mostrado “optimista” ante la posibilidad de llegar a un acuerdo en esta materia, que necesita el apoyo de dos tercios de la Cámara.

No hay comentarios

Dejar respuesta