Castilla y León, segunda comunidad con mayor tasa de mortalidad

En 2014 fallecieron 1.118 personas por cada 100.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Cementerio del Carmen, en Valladolid.

Castilla y León figura entre las comunidades autónomas con mayor tasa bruta de mortalidad en 2014, con 1.118 fallecidos por cada 100.000 habitantes, tan sólo superada por el Principado de Asturias, que registró 1.215 óbitos, según el informe ‘Defunciones según la causa de muerte’ elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A ambas comunidades, destacadas en este capítulo, les siguen Galicia (1.092), Aragón (1.034), Cantabria (1.006) y Extremadura (987).

En el lado opuesto se situaron Melilla (576), Ceuta (601), Madrid (675), Canarias (676), Islas Baleares (700), Murcia (710), Andalucía (790), Cataluña (828), País Vasco (931), La Rioja (918), Castilla-La Mancha (888), Navarra (866) y Comunidad Valenciana (839).

En este sentido, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en la mayoría de las comunidades autónomas, obteniendo las mayores tasas brutas de fallecimiento por estas patologías el Principado de Asturias (386,1), Galicia (349,9) y Castilla y León (332,7). Además, estas tres comunidades también tuvieron las mayores tasas de defunciones por tumores, con 336,6, 300,5 y 318,3, respectivamente.

Las patologías del sistema respiratorio se situaron como tercera causa de muerte en todas las regiones, que en Castilla y León alcanzaron una tasa del 127,3. Asimismo, las enfermedades del sistema nervioso fueron la cuarta causa de muerte en todas las comunidades, con una tasa del 61,0 en Castilla y León, excepto en Extremadura, Melilla, Ceuta y la Comunidad de Madrid, en las que fueron las enfermedades del sistema digestivo.

En el conjunto de España, la tasa bruta de mortalidad aumentó un 1,7 por ciento en 2014, lo que representa 852,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes. En concreto, durante ese año se produjeron 395.830 defunciones (201.571 hombres y 194.259 mujeres), 5.411 más que en el año 2013,

Enfermedades isquémicas del corazón y cerebrovasculares

Por edad, la principal causa de fallecimiento entre los niños menores de un año fueron las afecciones perinatales y las malformaciones congénitas, mientras que entre los de un año y 14 años, y entre los de 40 y 79 años, fueron los tumores. Entre los mayores de 79 años las patologías del sistema circulatorio y, finalmente, entre las personas de 15 a 39 años, las causas externas fueron los principales motivos de muerte.

A nivel más detallado, dentro del grupo de enfermedades circulatorias, las enfermedades isquémicas del corazón (infarto o angina de pecho) y las cerebrovasculares han vuelto a ocupar el primer y segundo lugar en número de defunciones. Sin embargo, en ambos casos, se produjo un descenso de muertes respecto al año anterior (del 2,5% y 1,0%, respectivamente).

Por sexo, las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres, mientras que las enfermedades cerebrovasculares lo fueron en las mujeres. Asimismo, los tumores responsables de más defunciones fueron el cáncer de bronquios y pulmón (aunque sus fallecimientos se redujeron un 1,9% respecto a 2013) y el cáncer de colon (que también disminuyó su número de muertes, un 0,4%).

No hay comentarios

Dejar respuesta