Se esperan 1.245.000 de desplazamientos por las carreteras de la región

La segunda fase de la Operación Salida de vacaciones de Semana Santa se desarrolla del 23 al 28 de marzo

Con las vacaciones de Semana Santa llegan los numerosos desplazamientos por las carreteras de Castilla y León. En esta segunda fase del operativo especial, entre este miércoles 23 de marzo y el 28 del mismo mes, se esperan un total de 1.245.000 desplazamientos por las carreteras de la Comunidad.

El principal flujo se realizará desde los núcleos urbanos a zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas turísticas de montaña, según informan fuentes de la Dirección General de Tráfico.

En Castilla León se prevén problemas de circulación y retenciones en las salidas de los principales núcleos urbanos, para horas más tarde trasladarse a las zonas de destino.

Las horas más desfavorables para viajar son entre las 15.00 y las 23.00 horas. Además, la noche del miércoles al jueves suele ser la de mayor tráfico del año.

Por otro lado, las carreteras con mayor intensidad de tráfico en Castilla y León serán la AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66, N-620 y N-630.

Entre las medidas previstas por la DGT para facilitar la movilidad y la fluidez de las carreteras, así como velar por la seguridad vial en las mismas, destacan la instalación de carriles reversibles y adicionales con conos en determinadas carreteras, la paralización de las obras que afectan a las calzadas y limitación de la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de las vías, junto con la restricción de la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos que precisen autorización especial para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos.

En Castilla y León, el dispositivo de vigilancia y control contará con más de 800 agentes.

No hay comentarios

Dejar respuesta