Fernández apuesta por “dar prioridad al carbón nacional” frente al importado

El líder de Podemos en Castilla y León así lo ha defendido esta mañana en Pola de Gordón (León) en un acto en defensa de la 'soberanía energética'

Pablo Fernández y más miembros de Podemos en Pola de Gordón. Fotografía: Podemos.

El líder de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha abogado hoy por un gobierno de progreso integrado por PSOE, la formación violeta, IU y Compromis con el fin de garantizar el mantenimiento del empleo en las cuencas mineras de la Comunidad.

Fernández, quien ha participado hoy en Pola de Gordón (León) en un acto en defensa de la ‘soberanía energética’, desarrollado en la biblioteca pública municipal ‘Antonio Gamoneda’, ha abogado por el consumo de carbón autóctono en España, frente al mineral importado como consecuencia de un gobierno, en su opinión, que legisla en beneficio de las grandes multinacionales.

 “La mayoría del carbón consumido en España es importado. Por eso es preciso un gobierno de progreso que mire a los ojos a las multinacionales y los especuladores y dé prioridad al carbón nacional”, ha insistido el procurador de Podemos, quien, en declaraciones a Europa Press, ha reclamado el cumplimiento del Plan del Carbón 2013-2018 y un nuevo modelo energético a partir de un periodo de transición en el que hasta entonces se mantenga la actividad y los puestos de trabajo en las cuencas.

   El foro ha contado también con la asistencia de los eurodiputados Estefanía Torres y Chabi Benitez, el diputado y responsable de sociedad civil y movimientos sociales Rafa Mayoral, así como expertos y técnicos en la materia, junto con la la diputada por León en el Congreso Ana Marcello,

   Precisamente, esta última solicita la comparecencia de José Manuel Soria López, ministro en funciones de Industria, Energía y Turismo del Gobierno de España para que explique el desarrollo y aplicación del Plan del Carbón 2013-2018 y cuál ha sido el destino de los Fondos del Plan Miner, así como su gestión y resultados.

   También pide explicaciones sobre el motivo por el cual nunca envió la Orden Ministerial a la Comisión Europea, que debería de haber entrado en vigor el 1 de enero de 2016 donde se recoja el nuevo marco de relaciones entre las mineras nacionales y las empresas eléctricas.

   Para Podemos, el futuro de las cuencas mineras es una cuestión que hay que afrontar con urgencia y profundidad pues, en palabras de Fernández, “los mineros no pueden esperar más y se corre el peligro de perder muchos empleos de aquí al verano”.

No hay comentarios

Dejar respuesta