270 cámaras de la DGT vigilarán el uso del cinturón

La DGT está probando tres cámaras ubicadas en carreteras que vigilan el uso del cinturón de seguridad. Se prevé que a lo largo del año se instalen un total de 270

En Castilla y León, en 2014, (último año de datos consolidados) 25 de los 80 fallecidos usuarios de turismo y furgoneta no hacían uso del cinturón de seguridad (31,2%).

La DGT va a realizar durante esta semana una campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. Los agentes de la Agrupación de Tráfico comprobarán que los ocupantes de los vehículos que circulan por carretera llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad, poniendo especial énfasis en los menores y que estos vayan perfectamente anclados en su silla correspondiente.

VIGILANCIA A TRAVÉS DE CÁMARAS

La vigilancia de este dispositivo a pie de carretera se va a complementar con la vigilancia a través de cámaras instaladas en las carreteras. Actualmente, la DGT está probando tres de ellas en la A-1, A-2 y A3, en Madrid, pero la idea es que a lo largo de este año, 270 cámaras puedan controlar que se lleva puesto el cinturón de seguridad.

El 60% de estas cámaras serán instaladas en carreteras convencionales, que son las que registran la mayor accidentalidad y siniestralidad y el 40% restante en vías de alta ocupación.

En varias muestras realizadas en las cámaras en pruebas, el 2% de los conductores de los vehículos captados por las mismas iban sin cinturón de seguridad

Las imágenes que captan las cámaras son enviadas telemáticamente al centro Estrada de León, donde se comprueba que efectivamente circula sin cinturón de seguridad. Posteriormente se envía el boletín de denuncia al titular del vehículo para que identifique al conductor.

LOS MENORES EN LOS ASIENTOS TRASEROS

En Castilla y León, en 2014,1 de los 2 niños menores de 12 años fallecidos que viajaban en turismo no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente. Estas cifras llevan a la DGT a seguir insistiendo en la responsabilidad de los adultos para transportar a los menores de manera segura y a priorizar la seguridad de los mismos.

Para conseguir entre todos que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en su sillita, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.

Asimismo, para aumentar la seguridad y la protección de los menores y reducir la gravedad de las lesiones que pudieran sufrir en caso de accidente, se ha modificado también la norma que lo regula, de modo que desde el 1 de octubre del año pasado, además de que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm. utilicen un sistema de retención infantil homologado y debidamente adaptado a su talla y peso, deberán situarse en los asientos traseros, excepto:

1.Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
2.Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.
3.Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

En caso de que ocupen los asientos delanteros, siempre deben ir con el sistema de retención adecuado a su peso y talla y si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

No hay comentarios

Dejar respuesta