El diálogo y la negociación son claves

25 de Febrero: Día del Estatuto de Castilla y León / Artículo de Opinión de Luis Fuentes, portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León.

El resultado de las pasadas elecciones autonómicas generó un nuevo panorama político en Castilla y León con mayor pluralidad política, sin las mayorías absolutas que venían encadenándose en las últimas legislaturas, y con una obligación expresa de caminar en esta nueva etapa por los caminos del diálogo y el acuerdo político.

La presencia del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en Castilla y León ha servido ya en estos primeros meses para avanzar en la construcción de espacios de acuerdo, incluso por encima de los bloqueos y de la “guerra fría” que tradicionalmente ha mantenido el bipartidismo en la Comunidad, del mismo modo que en el conjunto de España.

Hice hincapié en mi discurso de investidura acerca de cómo asumíamos nuestro papel de oposición y expresé el rechazo que nos generaba la política únicamente de la protesta. Hacemos una propuesta decidida por el diálogo y el entendimiento como garantía de avance en la atención a las necesidades de los castellanos y leoneses.

Y no hemos hecho más que ponerlo en práctica.

De esta manera, hemos ido construyendo espacios de acuerdo con cada uno de los Grupos Parlamentarios siempre que hemos considerado que de ese trabajo conjunto podían salir beneficiados los ciudadanos, sin mirar la etiqueta de cada propuesta; valorándolas, simplemente, en términos de interés general.

La nueva aritmética de las Cortes ha llevado al Partido Popular a utilizar en demasiadas ocasiones la fórmula del bloqueo con sus 42 escaños sin pensar en ningún momento en el interés de los castellanos y leoneses.

Del otro lado estamos quién hemos sido capaces de llegar a acuerdos que ya suponen una bajada del IRPF en 2016, hemos puesto en marcha un programa para la gratuidad de los libros de texto en Castilla y León, o hemos permitido desarrollar medidas contra la corrupción política y a favor de la regeneración democrática impensables hace poco más de un año.

Mientras el Partido Popular ha intentado bloquear las Comisiones de Investigación, nuestra labor ha sido la de arrancarles el compromiso de no volver a presidirlas en el futuro.

Cinco servidores públicos en las Cortes de Castilla y León que nos sentimos cómodos en un escenario en que el diálogo, la negociación, la capacidad de generar espacios de acuerdo y la transigencia política son elementos determinantes.

La nueva etapa política que se abrió hace unos meses en Castilla y León, y que ahora se abre en el panorama nacional no entiende de sectarismos ni de dogmatismos políticos.

El cambio que ha supuesto la apertura del mapa político se llevará por delante a quienes no antepongan el interés general a las agendas e intereses personales y personalistas.

Los ciudadanos nos pagan el sueldo. Son, por tanto, nuestros jefes. Y a ellos les debemos tener que atender el mensaje que enviaron en las urnas. La política, en Castilla y León y en España, tiene que ser diálogo y acuerdo.

No hay comentarios

Dejar respuesta