Educación detectó una veintena de casos de violencia escolar

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha presidido hoy en Zamora un consejo abierto de la Dirección de Educación

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey.

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha detectado una veintena de casos de violencia en las aulas el pasado curso escolar en la comunidad autónoma, una cifra que cuantitativamente no es alta pero que sí es importante desde el punto de vista cualitativo por su trascendencia social.

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha avanzado hoy en Zamora los datos de violencia escolar, tanto de acoso en las aulas entre alumnos como a profesores, registrados el último año en la región, que se recogerán próximamente en el observatorio escolar del curso 2014-2015 que ultima su departamento.

Rey ha explicado a los periodistas, minutos antes de presidir un consejo abierto de la Dirección de Educación, que en el último año se comprobó la existencia de entorno a veinte casos de violencia “de cierta entidad”, una cifra baja si se tiene en cuenta que existen cerca de 300.000 escolares en el sistema.

Para la Consejería de Educación, la convivencia en las aulas es “un tema central” y por ello aplica un protocolo en esta materia desde el año 2003, antes incluso de que se adoptaran medidas a nivel nacional contra el acoso escolar o “bullying“.

De esta forma, en todos los centros educativos públicos de Castilla y León existe un coordinador de convivencia y se propugna además la participación de los propios alumnos, que actúan como mediadores en casos de conflicto para que sean los propios alumnos los que también asuman responsabilidades.

Fernando Rey se ha referido además al sostenimiento de la enseñanza en el medio rural, una prioridad que ha llevado a la Consejería de Educación a mantener escuelas con tan sólo cuatro alumnos, “algo que ninguna otra comunidad autónoma tiene”, ha asegurado.

En este sentido, ha agregado que Educación opta por “flexibilizar mucho las normas” en cuanto a alumnos mínimos para mantener centros y asignaturas en institutos del medio rural de Castilla y León.

El consejero de Educación ha mencionado también la política en materia de enseñanza universitaria y ha asegurado que la intención es mantener todos los campos universitarios, incluidos los que no están en las localidades en las que tienen las sedes centrales de las universidades públicas.

Para ello, ante la “burbuja” en la oferta de títulos universitarios y el descenso previsto en el número de alumnos por la pirámide demográfica, se busca “hacer los campus sostenibles con un diseño inteligente” de las titulaciones.

Rey ha negado que pretendan suprimir los campus universitarios existentes en la región y en vez de ello ha abogado por “racionalizar” los estudios que se imparten en ellos para “hacerlos sostenibles”.

El consejero de Educación ha presidido en Zamora un consejo de dirección abierto en el que han participado representantes de sindicatos, empresarios y personalidades de ámbitos culturales y educativos de la provincia.

Este tipo de reuniones las ha impulsado el Gobierno regional en la presente legislatura con el fin de dar mayor participación y hacer “más abierto y transparente” el Ejecutivo autonómico.

No hay comentarios

Dejar respuesta