Seguimos construyendo desde el diálogo

25 de Febrero: Día del Estatuto de Castilla y León / Artículo de Opinión de Carlos Fernández Carriedo, portavoz del Grupo Parlamentario Popular de las Cortes de Castilla y León

El Partido Popular de Castilla y León ha sabido entender siempre nuestra Comunidad desde el diálogo, tanto social como institucional y político.

Social, como demuestra el hecho de que somos la única Comunidad Autónoma de España con un Consejo para el Diálogo Social, que hemos hecho del diálogo con los agentes sociales y económicos una de nuestras señas de identidad y que seguimos acordando con sindicatos y empresarios políticas tan importantes como las de empleo, formación profesional, vivienda o mejora de la renta garantizada de ciudadanía como ha ocurrido hace tan solo unos días.

Institucional, porque hemos sabido mantener la lealtad y la exigencia con el Gobierno de España sea cual sea su color político. Y porque creemos en el papel de nuestras entidades locales como vertebradoras de Castilla y León y así lo hemos reconocido en los acuerdos para la ordenación del territorio.

Y político y parlamentario, porque hemos sido capaces de alcanzar acuerdos con la oposición en importantes asuntos. Y ahí están los acuerdos sobre ordenación del territorio, industrialización, discapacidad, inmigración y ciudadanía en el exterior entre otros.

Hemos sabido pactar desde amplias mayorías parlamentarias. El diálogo forma parte de la forma de entender Castilla y León para el Partido Popular. Y por eso nos resulta natural seguir trabajando desde el diálogo ahora que los cinco partidos de la oposición tienen tantos parlamentarios como el que ha ganado las elecciones.

El 22 de septiembre del año pasado, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, alcanzó un acuerdo con todos los partidos políticos que han obtenido grupo parlamentario propio para impulsar la reforma del Estatuto de Autonomía, los avances en el desarrollo de la Ley de Ordenación del Territorio, una posición común sobre financiación autonómica y una propuesta para la reindustrialización de Castilla y León. Se trata no sólo de dialogar sino fundamentalmente de tener clara la hoja de ruta para los próximos años. Y sobre todos esos asuntos estamos trabajando ya, con importantes reuniones en los últimos días, que deseamos fructifiquen en futuros acuerdos al servicio de los castellanos y leoneses.

Y eso mismo por lo que trabajamos en Castilla y León es lo que queremos para el conjunto de España. Un gobierno desde el diálogo y la moderación, con un amplio apoyo parlamentario, y que sepa ofrecer estabilidad y confianza para consolidar la recuperación económica. Un gobierno que tenga entre sus objetivos las reformas que demanda la sociedad, la creación de empleo y el crecimiento económico, la unidad de España y la lucha contra el terrorismo que amenaza nuestro modelo de vida occidental. Por eso, sería un error que al final tuviéramos un gobierno de perdedores, que tenga como base la radicalidad y la exclusión de los demás y se construyera sobre la base de apoyos que generen inestabilidad, pongan en riesgo la recuperación económica y la unidad e igualdad de todos los españoles. Creo que España merece estabilidad y confianza y estamos obligados a trabajar por ello.

No hay comentarios

Dejar respuesta