La crecida del Duero obliga a desembalsar la presa de Castro

Iberdrola abre las compuertas del salto para aliviar la presión de la avenida

La crecida del río Duero ha obligado a Iberdrola a abrir las compuertas del salto de Castro, en Castro de Alcañices(Zamora), en el espectacular enclave transfronterizo de Los Arribes del Duero. Castro está vertiendo agua al Duero a razón de 1.260 metros cúbicos por segundo, la misma cantidad que la presa de Villalcampo, donde también la empresa hidroeléctrica está desembalsando; y en la provincia de Salamanca Aldeadávila, 1.250, y Saucelle, 1.050.

Una vez más, el aumento ingente del caudal en el sistema Duero ofrece un impresionante espectáculo de la naturaleza, en el que la fuerza del agua, retenida por las grandes obras de ingeniería hidráulica, nos dejan imágenes y sonidos como este.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta