La Plataforma por la Escuela Pública valora convocar nuevas manifestaciones

Por la derogación de la LOMCE y la reversión de los recortes

Manifestación en defensa de la Educación Pública en Valladolid.

La Plataforma regional por la Escuela Pública, Laica y Gratuita ha celebrado este fin de semana un encuentro para analizar la situación de la Educación en el impás hasta la elección del nuevo Gobierno y han decidido emplazarse a un nuevo debate el próximo 8 de mayo en el que valorar la convocatoria de manifestaciones por la derogación de la LOMCE y la reversión de los recortes, las medidas de privatización y el encarecimiento de la Universidad Públicas.

 

Dos meses después de las elecciones Generales del 20 de diciembre, la ciudanía permanece expectante ante un desenlace negociador en el que el país se podría jugar su futuro. Está en juego, por ejemplo, que el acceso a la educación de forma universal y con equidad o, por el contrario, se siga privatizando y deteriorando la Escuela Pública, según denuncia la Plataforma regional por la Escuela Pública, Laica y Gratuita, que apuntan también que, en Castilla y León, “sí que tenemos certezas, y esas son que el gobierno de la Comunidad no va a tomar las medidas necesarias para que la educación pública sea el eje vertebral de un sistema educativo, democrático e igualitario”.

 

Por eso, los organismos unitarios en defensa de la Escuela Pública se han reunido para debatir sobre el futuro de la educación en la Comunidad. De ese debate ha salido la convicción “de que no debemos esperar paralizados hasta ver cómo se resuelve el dilema y que debemos hacer oír la voz de la ciudadanía, de los centros educativos, de los colectivos que luchan por la mejora de la educación pública, para exigir soluciones a los problemas que llevamos denunciando desde hace años”.

 

Entre las reclamaciones de la plataforma, destacan la paralización de la LOMCE y avanzar hacia una derogación de esa ley. Para ello consideran necesario que se tomen las medidas necesarias para suspender las pruebas externas de evaluación individualizada que la Ley establece en Primaria, Secundaria y Bachillerato, así como el uso público de resultados de pruebas diagnósticas. También que se garantice que todo el alumnado que termine la ESO, mantenga todas las opciones de estudio tras esa etapa, frente a la exclusión temprana que imponía la LOMCE.

 

Entre las medidas planteadas estaba, también, la recuperación del poder de decisión de Claustros y Consejos Escolares, por ahora al menos, respecto al nombramiento de las direcciones de los centros, así como la exigencia de que se deje sin aplicación el valor académico que la LOMCE da a la asignatura de Religión confesional.

 

“Es necesario, además, la reducción de las ratios profesor alumno y la dotación de profesorado específico y de apoyo suficiente para el tratamiento del alumnado con especial dificultad. Es imprescindible que se garantice la cobertura inmediata de sustituciones de profesorado y que se convoque el número de plazas de oposición suficientes para reducir de manera significativa la alarmante tasa de precariedad. En una región como la nuestra, extensa y poco poblada, debería tenerse un trato cuidadoso con la escuela del medio rural, como elemento que sirve para fijar población”, argumentan desde la plataforma en un comunicado.

No hay comentarios

Dejar respuesta