¿Debe Quintanilla de Onésimo cambiar su nombre?

El alcalde cree que “hay cosas más importantes que hacer”

Ermita de San Roque de Quintanilla de Onésimo.

El alcalde de Quintanilla de Onésimo, el popular Raúl Piquero, ha advertido de que cambiar el nombre del municipio “no es una demanda prioritaria de los vecinos”, aunque ha reconocido que podrían estar obligados al cambio por la Ley de la Memoria Histórica.

Ante el anuncio del abogado Eduardo Ranz de que denunciará por incitación al odio a ocho alcaldes de pueblos con denominaciones franquistas, el alcalde de Quintanilla de Onésimo ha insistido en declaraciones a EFE que “hay cosas más importantes que hacer” en la gestión municipal y que “de momento” no tiene intención de convocar un pleno para propiciar el cambio.

Después de asegurar que no tiene conocimiento de que el abogado Eduardo Ranz, que ya demandó al Ayuntamiento de Madrid por no retirar vestigios franquistas, haya presentado demanda contra él, el alcalde de Quintanilla de Onésimo ha dicho que los vecinos del pueblo “están muy tranquilos” y “no es un asunto que les preocupe”.

Ha indicado que “esperarán acontecimientos” y ha subrayado que entre el equipo de gobierno de la Corporación Municipal tampoco hay preocupación, cuando están ocupados en otros problemas que suscitan mayor interés entre los vecinos.

El nombre de este municipio hace alusión a Onésimo Redondo, uno de los dirigentes del nacional-sindicalismo español, muerto en Labajos (Segovia) durante la Guerra Civil y que había nacido en este pueblo vallisoletano entonces llamado Quintanilla de Abajo.

No hay comentarios

Dejar respuesta