Cocinas para impresionar

Cocina de Taller Estilo Arquitectura

Cansadas de ser siempre el cuarto de los fogones, las cocinas han tomado funcionalidades diferentes en los últimos años. La mayoría incluye hoy en día un área de comedor, ya sea en forma de mesa y sillas o de barra de bar. Y muchas se abren a la zona de día, derribando los tabiques-frontera que antes las separaban. Todas estas nuevas características que apreciamos en las cocinas contemporáneas van encaminadas al mismo fin: conseguir que la cocina se despoje de su tradicionalidad y pase a ser un lugar de relación de la casa, donde reunirse, cocinar, comer y hablar, en definitiva, convivir. Se convierten en parte del salón, en el pasillo de una vivienda o en un área educativa: la multifuncionalidad es lo que se lleva.

  1. Un lugar donde aprender y crear

Todas las cocinas tienen su lado didáctico, pues a cocinar se aprende cocinando. Entonces, ¿por qué no convertirlas en un aula educativa? En esta, los diseñadores se decantaron por esta opción y decidieron concebir la pared principal como si de una gran pizarra se tratara. Se convierte en el muro donde anotar nuestras recetas más innovadoras, la lista de la compra y, ¿por qué no en un lienzo en negro donde dejar volar nuestra imaginación y desarrollar nuestra creatividad?

2. Un laboratorio en el pasillo

Adiós a las puertas, las cocinas han pasado a formar parte de los pasillos de las casas, dando la bienvenida a todo el que lo desee. Sin embargo, existen piezas que nos pueden ayudar a darle forma, entre otras cosas. Las tan de moda islas de cocina son piezas perfectas para crear un límite conceptual, además de que aprovechan mejor el espacio. Esta cocina ha sido diseñada con exactitud y precisión, como si de un laboratorio se tratara. El orden es una de sus mayores virtudes: los electrodomésticos se apilan, los armarios cambian de tamaño según lo que almacenan, las luces iluminan con claridad… ¡Cocinar va de tiempos y medidas! En homify.es encontrarás inspiración para diseñar cualquier espacio de casa.

3. Abierta y minimalista

En una esquina del salón, una península alargada da forma a la cocina de esta casa procurando pasar casi desapercibida. Sin embargo, su diseño minimalista, sus colores, sus materiales y su decoración la convierten en el foco de atención, en un altar casi de culto. Se integra en el paisaje interior, dando servicio al espacio al que complementa: salón-comedor y cocina pasan a ser un todo inseparable, potenciando así su carácter familiar.

No hay comentarios

Dejar respuesta