Martínez Seijo defiende que votó no Rajoy “por razones de conciencia”

La diputada socialista por Palencia ha alegado en su escrito al Grupo Socialista que tomó esa decisión en la investidura “por responsabilidad”

La diputada socialista por Palencia, María Luz Martínez Seijo, ha alegado en el escrito que ha presentado al Comité de Disciplina del Grupo Parlamentario Socialista que votó en contra de la investidura de Mariano Rajoy “por razones de conciencia” y en un ejercicio de responsabilidad.

Así lo refleja el escrito que ha entregado este lunes y en el que manifiesta su respeto hacia los compañeros que se abstuvieron y que entiende que en estos momentos los socialistas comparten los mismos principios y valores fundamentados en la lucha por la igualdad, la justicia y la solidaridad.

Martínez Seijo ha apuntado en su escrito que “el mandato imperativo y la disciplina de voto en favor de la abstención” no venía a resolver la crisis de la organización que, en su opinión, ha puesto en juego “su crédito y la confianza de la ciudadanía”. La diputada palentina entiende que así se ha reforzado la democracia representativa y puesto en valor el pluralismo de posiciones existente en el PSOE y entre sus votantes ante la investidura de Rajoy.

Por eso afirma que votó en contra “por razones de conciencia y desde una concepción ética de la política” y que su voto fue un “ejercicio de responsabilidad y coherencia”, lo que la llevó a rechazar el incumplimiento de un compromiso de especial relevancia política ante los electores, como era el de no posibilitar un Gobierno de Rajoy, así como para salvaguardar la credibilidad del proyecto de Cambio del PSOE para el futuro.

Martínez Seijo se ha referido al artículo 33 del Reglamento interno del PSOE que establece que excepcionalmente se puede acordar la libertad de voto por razones de conciencia, y así considera ella el momento, tanto por la situación de grave crisis del PSOE como por las consecuencias de la votación en la merma de confianza de la ciudadanía.

“Por todo ello, votar por razones de conciencia suponía un derecho innegable para cualquier diputad@ socialista” ha aseverado, al tiempo que explica que la comunicaron que no se podía aplicar dicho artículo 33, y que tampoco tuvo ocasión de comunicar sus razones en la última reunión del Grupo Parlamentario al pedir la palabra y no habérsela concedido.

Asimismo, señala que a la hora de votar tuvo en consideración el compromiso adquirido en las dos campañas electorales así como la opinión expresada por la militancia en innumerables Agrupaciones Socialistas de toda España, que sirvieron para mostrar el rechazo de los militantes al voto de abstención en la investidura.

En este sentido, señala que su voto fue representativo del pluralismo de opiniones existente en el interior de la organización y entre el electorado socialista, y que no ha causado ningún daño al partido, ni que ha atacado su programa y valores.

No hay comentarios

Dejar respuesta