Más de 4.000 jóvenes esquiadores en veinte años

La Diputación de Palencia ha iniciado a más de 4.000 escolares de la provincia en el esquí gracias a la Semana Blanca.

La Semana Blanca que todos los años organiza la Diputación de Palencia ha tenido durante más de dos décadas el poder de iniciar en el esquí a más de 4.000 jóvenes escolares de los cursos que van desde quinte de primaria hasta cuarto de la ESO.

Cada año se han desarrollado dos turnos de 100 alumnos, en un programa que “promueve la convivencia y estimula la relación entre alumnos” de diversos centros escolares de la provincia, según ha informado esta Institución Provncial en un comunicado recogido por Europa Press.

La Semana Blanca Escolar  da la posibilidad de practicar un deporte “no siempre accesible” a jóvenes de entre 10 y 16 años, “muchos de ellos con escasos recursos” en la estación de Candanchú.

Allí les reciben cada día expertos monitores de la Escuela Española de Esquí para atenderles y transmitirles sus conocimientos a través de un cursillo diario que se desarrolla a primera hora de la mañana, normalmente de 10.00 a 12.00 horas.

La actividad de esquí termina cada día a las 16.30 horas. Después, una vez en el hotel y tras la ducha diaria, suelen salir a conocer la ciudad de Jaca, con su ciudadela y su catedral, y uno de los días acuden a patinar a su Pabellón de Hielo.

Los participantes en el segundo turno de esta temporada pudieron además presenciar un partido del Campeonato del Mundo de Hockey Hielo Femenino entre las selecciones de Méjico y Turquía.

Los alumnos cuentan también con el apoyo de los profesores que les acompañan y personal del servicio de deportes de Diputación, que no sólo se ocupan de que todo esté preparado para que el programa se desarrolle “sin contratiempos” sino que comparten con ellos el tiempo de esquí una vez acabada la clase para “ayudarles a adquirir confianza en la práctica de este deporte”.

El programa está “cuidadosamente estudiado” para que puedan practicar la actividad tanto los que ya tienen alguna experiencia como los que nunca se han puesto sobre unos esquíes, por eso “se eligen las mejores estaciones”.

Aunque los primeros años este programa se desarrolló en Astún, desde 2006 los jóvenes esquían en la estación de Candanchú, pues a pesar de que ambas disponen de “excelentes instalaciones y se adaptan perfectamente a las necesidades de los escolares”, tanto por la calidad de sus pistas como por su extensión, Candanchú dispone de una “amplia zona para debutantes”.

Asimismo, esta es una actividad “más que consolidada”, pues se ha organizado durante más de 20 años y lo que empezó con “carácter experimental” se ha convertido en una actividad “indispensable”.

No hay comentarios

Dejar respuesta