“Levantaos hermanitos de Jesús, que ya es hora”

Cientos de personas siguen la Ronda del Dulce Nombre en la madrugada del Viernes Santo

Cientos de personas congregadas delante del Consistorio para escuchar la Ronda/MC

León es una ciudad divida en dos en la madrugada del Jueves al Viernes Santo desde el punto de vista emocional y casi religioso. Mientras miles de personas festejan con alcohol la figura irreverente de Genarín, la otra mitad de la ciudad se congrega en torno a los hermanos de la cofradía del Dulce Nombre para llevar a cabo un rito ancestral: llamar a los hermanos para acudir a la procesión de Los Pasos, que comenzará a las 07:15h en la iglesia de Sannta Nonia.

Los hermanos recorren el Ayuntamiento, Obispado, Diputación, Subdelegación del Gobierno y Delegación de Defensa para despertar simbólicamente a los titulares de estas instituciones para avisarles de que la hora de la procesión está cercana y hay que prepararse para acudir a ella.

Cientos de personas se congregaban a las doce en punto de la noche delante del Consistorio de San Marcelo para escuchar cómo uno de los hermanos del Dulce Nombre, al son de un esquila y un tambor, cantaba la ronda de las ocho palabras: “Levantaos, hermanitos de Jesús, que ya es hora”. Y así durante siglos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta