Esfuerzo contrarreloj para eliminar la basura de la resaca de Genarín

Las brigadas de limpieza luchaban esta mañana por despejar las calles del centro de la caoital

La Plaza de don Gutierre, kilómetro cero del Genarín, a primeras horas de la mañana/MC

Muchos de los papones que esta mañana han madrugado en León para participar en la procesión de Los Pasos han tenido que arremangarse las túnicas para no mancharse con los miles de desechos producto de la resaca de la procesión laica del Genarín.

Cientos de botellas de vidrio, plásticos de todo tipo, bolsas, vasos, pañuelos desechables, trapos, vomitonas, fluidos humanos y papeles de mil colores amanecieron esparcidos por todas las plazas y calles por las que discurrió el desfile de Genarín. Desde la madrugada varias brigadas municipales de limpieza trataban de retirar a marchas forzadas tanto residuo. Lo lograron justo a tiempo a que la procesión llegase a la Plaza Mayor.

Lo que no han podido evitar es que bien entrada ya la mañana los zapatos se pegasen al suelo de las calles debido a la mezcla de alcoholes, líquidos de todo tipo y pisadas acumuladas durante horas nocturnas.

Son los efectos de la resaca de los miles de participantes en la procesión del Genarín, que anoche y en la madrugada de hoy congregó a miles de personas, muchas de ellas venidas de las provincia limítrofes.

No hay comentarios

Dejar respuesta