La Pasión Viviente de Olleros de Sabero celebra su 25 aniversario

En la noche del Viernes Santo, bajo la dirección del párroco Manuel Fresno

Cartel anunciador de la Pasión de este Viernes Santo

La Pasión Viviente del pueblecito de Olleros de Sabero, en el valle del mismo nombre, celebra este año su 25 aniversario. El alma mater y principal organizar es el párroco, el inquieto sacerdote Manuel Fresno, convertido en las últimas décadas en un auténtico dinamizador social en una zona muy castigada por la reconversión de la minería del carbón.

La representación comenzará a las 21:30h y se desarrollará por las calles del pueblo. Se espera la asistencia de centenares de personas de toda la provincia.

Fresno recuerda el inicio de esta actividad, que ha terminado por aglutinar a todos los vecinos del valle: “No olvidemos que esta celebración arrancó cuando todavía estaba muy abierta la herida del cierre de las minas de Hulleras de Sabero“.  Para el párroco, el éxito de esta iniciativa hay que encontrarla en el trabajo del grupo. “La clave del éxito es el grupo, que para empezar incluso aportaron mil pesetas”.

Y recalca Manuel Fresno el espíritu de esta ‘Pasión viviente’: “Se trata de fomentar la unión y sembrar esperanza”.

Decenas de vecinos del valle participan en esta representación, cuyos ensayos se prolongan durante semanas. También se han sumado muchas personas emigrantes de toda la zona, que regresan en Semana Santa con el único objetivo de participar, animar y fomentar esta actividad, que ha vuelto a poner en el mapa a Olleros de Sabero.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta